Economía y negocios

El consejero de Agricultura firma el lunes el convenio para financiar el 30% de la modernización del regadío del Canal Bajo del Bierzo

La Junta pondrá 12 de los 40 millones de euros que tiene presupuestada la intervención que se ejecutará en dos años

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Gerardo Dueñas, firmará el lunes con la Comunidad de Regantes del Canal Bajo del Bierzo el convenio de financiación de la parte que le corresponde en el proyecto de modernización del regadío, un acto al que han sido invitados todos ayuntamientos afectados, representantes políticos en las cortes autonómicas así como otras asociaciones e instituciones. Posteriormente, el día 14 de febrero, la Comunidad de Regantes firmará la parte del SEIASA, aunque la obra en su conjunto, de más de 40 millones de euros, se encargará a TRAGSA.

Ante la actual situación generalizada de falta de precipitaciones y escasez de recursos hídricos, la implementación de obras que optimicen estos recursos son una prioridad para la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural. La actuación contribuirá a la mejora en el uso del agua y a proporcionar una mejor eficiencia en términos de rentabilidad de las explotaciones. También supondrá un ahorro energético considerable debido a la diferencia de cota entre la toma y la zona regable. Además, la modernización, unida a la digitalización y el uso de las nuevas tecnologías, serán herramientas de impulso para la incorporación a tiempo completo de jóvenes y nuevos agricultores al sector y permitirán aumentar el volumen, la diversificación y la calidad de producción agraria en incluso ganadera, introduciendo nuevos cultivos y la implantación de industria de transformación que aporte valor añadido.

La modernización de este regadío supondrá, por tanto, un impacto socioeconómico nada desdeñable, incrementando el valor agregado bruto en cada hectárea en torno a un 30%, reduciendo los costes de riego por presión en un 33 % e incrementando la incorporación de jóvenes un 80% respecto a incorporaciones actuales en la zona. "Con este hito cumplido, la Junta estima que se podrá cumplir la media estadística que demuestra que las zonas agrícolas modernizadas sextuplican las contrataciones de la población joven del campo al tiempo que reduce en un 30% los costes de producción y mejora las condiciones medioambientales. Una gráfica nada desdeñable para una comarca que lucha por su recuperación económica y también por evitar el abandono del mapa rural", indica a estos micrófonos el director general del ITACYL, Rafael Sáez.

Es el tercer intento de llevar a cabo el proyecto que ya se descarto hace más de 15 años cuando el exconsejero de Agricultura de la Junta, José Valín recibió la negativa de los regantes a la financiación a través de los fondos FEDER. En 2018 se logró aprobar la modernización, aunque la infraestructura no logró confirmarse como prioritaria para las dos administraciones implicadas.

La concentración parcelaria y el proyecto de modernización del regadío supondrá regular más de 3.600 hectáreas de terreno propiedad de 6.800 regantes de los que unos 250 son agricultores profesionales. La Junta aspira a echar a andar la concentración para permitir el inicio de las obras de modernización que deben estar concluidas en 2026, después de 40 años sin intervenciones de calado en esta infraestructura.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00