Tribunales

El TSJCYL ratifica la pena de 9 años de prisión por un delito consumado de agresión sexual a una menor en Palencia

El máximo tribunal de la región desestima en su totalidad el recurso de apelación presentado por el condenado y le condena a costas

El mazo, siendo utilizado por una profesional de la Justicia / Korrawin Khanta / EyeEm

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León confirma en su totalidad la sentencia emitida por la Audiencia provincial de Palencia por la que se condena a un hombre a la pena de 9 años de prisión como autor responsable de un delito consumado de agresión sexual a una menor de 16 años e inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena, prohibición de aproximarse en una distancia inferior a 500 metros a la víctima, a su domicilio y a cualquier lugar frecuentado por ella, así como la prohibición de comunicarse con ella por cualquier medio o procedimiento durante el tiempo de cumplimiento de la pena de prisión y 5 años más, así como a la pena de inhabilitación especial para cualquier profesión u oficio, sea o no retribuido que conlleve contacto regular y directo con menores durante 14 años, condenándole igualmente a indemnizar a la menor en la cantidad de 25.000 euros. Rechaza en su totalidad el recurso de apelación presentado por el condenado y le condena al pago de las costas. Esta sentencia no es firme y contra ella cabe recurso de casación.

La Fiscalía, en su escrito de acusación, mantenía que sobre la 1:30 horas el condenado se fue a dormir a una de las habitaciones de la vivienda en compañía de su esposa y de su hija. Sobre las 5:30 horas la niña se quedó dormida en el sofá-cama ubicado en el comedor principal de la vivienda. Una vez finalizada la celebración, sobre las 7:00 horas del 1 de enero de 2021 el procesado, «con el ánimo de satisfacer sus deseos sexuales», salió de su habitación y se dirigió al comedor, donde únicamente se encontraba la pequeña, quien permanecía dormida en el sofá-cama. El condenado, siempre según la versión del fiscal, se acercó a ella y, con ánimo libidinoso, la besó en los labios. A continuación, se bajó los pantalones y le introdujo el pene en la boca, dejando a la niña «totalmente paralizada por miedo y vergüenza, inmóvil y sin saber cómo reaccionar». Acto seguido, el procesado salió del comedor.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00