Tribunales

Ingresa en prisión el empresario detenido por camuflar plantaciones de marihuana como cáñamo industrial

Francisco Gómez, CEO de la empresa E-Canna Farming, ya fue detenido el pasado 21 de octubre en una operación que permitió incautar el mayor alijo de marihuana del mundo

Segunda fase de la Operación 'Jardines' de la Guardia Civil de Toledo

Segunda fase de la Operación 'Jardines' de la Guardia Civil de Toledo

Toledo

El empresario acusado de camuflar marihuana cultivada en Castilla-La Mancha como si fuera cáñamo industrial ha ingresado en prisión. Francisco Gómez, propietario de la empresa E-Canna Farming, era detenido esta semana por la Guardia Civil de Toledo en una nueva fase de la Operación 'Jardines', que el pasado mes de octubre permitió incautar el mayor alijo de marihuana en todo el mundo, con 32 toneladas de esta sustancia.

El empresario, que estaba en libertad, ha sido detenido por segunda vez tras comprobar la Guardia Civil que la empresa había reanudado su actividad ilegal. La segunda fase de este operativo, dirigido por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Almagro, ha permitido detectar otras 22 toneladas de marihuana envasada y lista para su distribución en dos naves de la localidad valenciana de Quatretonda.

La Guardia Civil sostiene que la marihuana, procedente de varias plantaciones en Asturias, Toledo y Ciudad Real, supera los niveles permitidos de THC. "Todos los análisis realizados hasta hoy hacen constar que se trata de cannabis sátiva-L con niveles de THC muy por encima de lo permitido, por lo que no se ajusta al cáñamo industrial", ha explicado en la SER Toñi Requena, portavoz de la comandancia de la Guardia Civil de Toledo.

Los agentes han hallado numerosos cogollos entre la marihuana incautada y no han encontrado ningún documento que certifique que la mercancía tenía como destino la obtención de fibra u otros productos extraídos del cáñamo industrial. El CEO la empresa ya aseguró, tras su primera detención, que el cáñamo que produce no contiene principios psicoactivos y que su destino era la fabricación legal de cannabidiol o CBD.

Gómez fue detenido el pasado 21 de octubre pero la Guardia Civil comprobó que los responsables de la empresa habían retomado su actividad localizando dos nuevas naves en Valencia en las que mantenían la actividad de almacenado, envasado, distribución y comercialización de cogollos de marihuana. El empresario utilizaba además el nombre de una empresa con sede en Andorra para realizar los envíos falsificando para ello la firma de su titular.

Los envíos postales de cogollos también iban acompañados de un documento falso en el que se hacía constar que dicho envío estaba autorizado por una unidad concreta de la Guardia Civil. Tras ser puesto a disposición judicial, Francisco Gómez, de 43 años de edad y al que la Guardia Civil acusa de liderar una organización criminal dedicada al tráfico de drogas, ha ingresado en prisión por un supuesto delito contra la salud pública y pertenencia a organización criminal.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad