A Vivir BalearesA Vivir Baleares
Sociedad

Elsa Bauzá, mallorquina en Marrakech: "Estoy bien, pero es un momento que no había vivido y espero no repetir"

Regenta un hotel en la ciudad y afirma que todos los clientes están también en buen estado. Ha rechazado volver a la isla para quedarse apoyando a los vecinos

Elsa Bauzá, mallorquina en Marrakech (10 de septiembre)

09:02

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1694340294836/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

El terremoto de Marrakech registrado la noche de este pasado viernes deja ya una cifra superior a los 2.000 muertos y otros tantos heridos en el que es el mayor seísmo desde hace más de un siglo en Marruecos. En la SER hemos contactado con dos mallorquines que residen en el país vecino, como es el caso de Elsa Bauzá, que lleva más de veinte años viviendo en la ciudad afectada y que regenta el hotel Riad Up. La buena noticia es que se encuentra bien, también sus clientes, pero no olvidará el susto que se ha llevado.

"Hubo de repente un crujido gigante y unos ruidos que no he escuchado en la vida. Todo se movía. Salí a la calle y había una nube de polvo gigante", ha relatado. "Salí al hotel corriendo para comprobar que los clientes estaban bien, que así es, y decidimos salir todos a la calle y nos juntamos en una plaza junto a más vecinos", ha agregado.

En su barrio hay por el momento un fallecido debido a que le cayó un cascote en la cabeza, pero no ha sido tan grave como en pueblos aledaños a Marrakech, donde abundan casas de adobe y mal preparadas para este tipo de sucesos. De hecho, ella reside también en una casa de este tipo, aunque solo tiene que lamentar algunas grietas que "necesitarán recibir una inspección".

Bauzá ha subrayado que, pese a contar con anterioridad con la posibilidad de volver y descansar durante unos días, no se va a marchar de la ciudad porque considera que este es el momento de permanecer allí y apoyarse entre los vecinos. "Tenía ya un billete comprado, pero aquí puedo ser más útil para ayudar a los vecinos. Eso sí, Marrakech se va a levantar. Marruecos es un pueblo muy fuerte y se levantarán como siempre han hecho", ha asegurado.

Marc Ferrà, periodista mallorquín, ya está manos a la obra en la ciudad

Otro mallorquín que se encuentra en el lugar del suceso es el periodista Marc Ferrà. También se encuentra bien, ya que el seísmo le sorprendió en Rabat, ciudad en la que reside. Cuenta que tan pronto como se enteró, se desplazó a Marrakech junto a más corresponsales y periodistas freelance para comenzar su trabajo.

Concreta que está en las proximidades del epicentro, testando la situación y los testimonios de los afectados. La mayoría de ellos, así como los mayores destrozos, están localizados algunos kilómetros al sur de la urbe marroquí. Desconocía al principio por cuánto tiempo estaría desplazado en la ciudad, pero viendo las dimensiones del suceso, considera que al menos una semana sí que estará en las proximidades de Marrakech. De hecho, indica que nunca se había encontrado con una catástrofe de este tipo.

La comunidad marroquí del archipiélago, preocupada por al situación

Desde Baleares, la Asociación de Inmigrantes Marroquíes de las Islas vive momentos complicados, pensando en los familiares que tienen en Marrakech. Su presidente, Yussef Jouhiri, ha destacado que "no hay familiares, que se sepa aún, entre los fallecidos, pero sí muchos hogares que han quedado destrozados". Además, ha apuntado que "en una boda de conocidos de la asociación han fallecido todos los presentes, unas 80 personas".

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00