Sociedad

La restauración encabeza la mayoría de incumplimientos en establecimientos en Asturias

Supone más del 60 por ciento, seguido de los supermercados, con el 15,1%

EEUU redefine el concepto de alimento saludable.

Asturias

La Agencia de Seguridad Alimentaria, Sanidad Ambiental y Consumo realizó el año pasado 10.070 inspecciones sobre un censo de 13.923 establecimientos alimentarios, en los que se detectaron incumplimientos significativos en el 7,5 por ciento de los casos. El sector de la restauración aglutinó la mayor parte de los incumplimientos, el 60,3 por ciento, seguido de los supermercados, con el 15,1 por ciento; los minoristas de la carne, con el 8,2 por ciento, y las panaderías y pastelerías, con el 6,3 por ciento.

Recibe la newsletter diaria de SER Gijón
La información que necesitas conocer para empezar la jornada

Apúntate

En 2021, la agencia también ejecutó cinco suspensiones cautelares de actividad (cuatro en restaurantes y otro en el ámbito de la salud ambiental) y abrió 259 expedientes sancionadores (127 vinculados al consumo, 70 a incumplimientos relacionados con la ley de tabaco, 61 a empresas alimentarias y uno en actividades de sanidad ambiental), que han supuesto sanciones por valor de 293.566 euros.

Asimismo, el organismo atendió 888 alertas alimentarias, 5 de sustancias químicas y 2.769 de consumo relacionadas con los sectores de juguetes, ropa, vehículos y accesorios, material eléctrico y equipos de protección individual, a la vez que se retiraron del mercado 71.774 productos inseguros, de los cuales 57.612 fueron mascarillas.

Además, los técnicos del laboratorio de Salud Pública analizaron más de 1.678 parámetros químicos y microbiológicos en 586 muestras de alimentos, y más de 21.800 determinaciones en aguas de consumo, de playas, piscinas e instalaciones de riesgo de legionela.

Estos son algunos de los datos incluidos en la memoria de actividad de la Agencia de Seguridad Alimentaria, Sanidad Ambiental y Consumo en el periodo 2018-2021, que este lunes ha dicho presentada por su director, José Ignacio Altolaguirre, y por la jefa del Servicio de Consumo, Isabel Ardura.

Altolaguirre, que ha apuntado que el órgano atendió el pasado año 2.372 denuncias relacionadas con los sectores del comercio y las telecomunicaciones, ha resaltado la agencia ha registrado un récord de actividad, un 18 por ciento superior a la de ejercicios previos a la pandemia.

Más de 150.000 mascarillas retiradas

Según detalla la memoria, la Agencia de Seguridad Alimentaria, Sanidad Ambiental y Consumo realizó 5.962 inspecciones a 5.136 establecimientos y actividades desde marzo de 2020 hasta diciembre de 2021, tras ser declarada servicio esencial para velar por el obligado cumplimiento de las medidas adoptadas frente al coronavirus. Altolaguirre ha afirmado que, en general, los inspectores veterinarios y farmacéuticos constataron un alto cumplimiento de las medidas covid durante el periodo citado. La agencia controló a lo largo de veintiún meses la correcta aplicación de las medidas de distancia, ventilación, higiene y uso de la mascarilla en establecimientos de alimentación, hostelería y restauración, discotecas y locales de ocio nocturno, de juego y apuestas, instalaciones deportivas, gimnasios y cines, así como en centros educativos. La utilización de mascarillas fue generalizada entre los minoristas de alimentación y superior al 95% en hostelería, restauración, discotecas y locales de ocio nocturno.

Respecto a la ventilación de espacios interiores, el 98% de los establecimientos de ocio nocturno y alimentación inspeccionados cumplían la norma, un porcentaje que sube un punto, hasta el 99%, en el caso de locales de juego y apuestas, instalaciones deportivas, gimnasios y cines. El menor grado de cumplimiento, con un 77%, se observó en las medidas de higiene por parte de discotecas y negocios de ocio nocturno.

Además, la agencia supervisó con 268 visitas el cumplimiento de las medidas en 193 centros educativos y participó en la investigación de 96 brotes asociados a estos espacios de enseñanza. Por su parte, el servicio de Consumo, que vigiló los productos relacionados con la pandemia (mascarillas, geles hidroalcohólicos), retiró del mercado más de 150.000 mascarillas que incumplían normas de etiquetado o carecían de certificaciones de laboratorios autorizados.

El organismo, que cuenta con una plantilla de 157 profesionales, incrementó su personal en 7 veterinarios y 2 farmacéuticos durante el citado periodo para reforzar las labores de inspección y formación sobre medidas preventivas frente al coronavirus.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad