Actualidad

El investigado por abusos sexuales a menores en La Fueva acuerda rebajar su pena de 30 a 6 años de prisión

Visto para sentencia el juicio con un acuerdo que implicaría una pena de prisión de seis años y quince días (en lugar de los 30 que se solicitaban inicialmente), una orden de alejamiento de entre 10 y 50 años y una indemnización de 147.000 euros a las víctimas

El investigado y su abogado acceden a la sala del Palacio de Justicia en una sesión del juicio que se ha desarrollado en la Audiencia Provincial de Huesca

La Fiscalía y la acusación particular han modificado su petición de 30 años de cárcel para el agresor sexual confeso de cinco menores de edad de entre 13 y 16 años en La Fueva durante diez años. Finalmente solicitan seis años y quince días de prisión y una orden de alejamiento que esperan pueda prolongarse de por vida. Todo ello en virtud de un acuerdo por el que el investigado indemniza a las víctimas con 147.000 euros, aplicando así una atenuante de reparación del daño muy cualificada. El caso ha quedado así visto para sentencia tras dos días de juicio en la Audiencia Provincial de Huesca.

El abogado de tres de las cinco víctimas, Javier Osés, ha explicado que era fundamental para las familias afectadas que "el investigado entrara de nuevo en prisión". Calcula que con la nueva solicitud, se garantizaría que cumpliera “como mínimo cuatro años de cárcel, si se da la opción de computar algunos de los delitos con multas económicas“.

También era importante, indica, para las familias que se garantizara que bajo ningún concepto "podría encontrarse físicamente de manera fortuita o intencional en poblaciones altoaragonesas con ninguna de las víctimas", por lo que esperan que la medida de protección de la orden de alejamiento se prolongue durante 50 años para que no pueda acceder, circular ni residir en la provincia de Huesca. Por otro lado, el abono de las cantidades económicas correspondientes en concepto de reparación del daño.

El abogado de la defensa, Francisco García Berenguer, ha explicado que el investigado ya ha puesto a disposición la cantidad acordada para las indemnizaciones en concepto de reparación del daño. Ha valorado que este caso es un ejemplo de "justicia restaurativa". Aduce que una pena mayor no siempre significa mayor justicia, sino que debe atenderse al concepto del reconocimiento de la responsabilidad en el daño y reparación del mismo.

En esta segunda jornada de juicio han comparecido dos de las cinco víctimas, y los psicólogos forenses que han corroborado las secuelas que presentan las víctimas con síntomas de estrés postraumático, trastornos obsesivos compulsivos y trastornos alimenticios y que están, han dicho, directamente vinculados con las agresiones y abusos sexuales sufridos durante una década.

El investigado por estos hechos es un hombre de 59 años dedicado a la actividad agroganadera que fue detenido en abril de 2019 a raíz de la denuncia interpuesta por los padres de una de las víctimas tras detectar un cambio súbito de comportamiento en su hija y ser advertidos por algunos especialistas de que podía ser efecto de una situación de agresión sexual. Está acusado de un presunto delito continuado de agresión sexual con intimidación a una menor de 16 años, así como de otros cuatro de abusos sexuales a menores de 13 y 16 años, uno con carácter continuado y otro con violación.

El investigado admitía en la primera sesión del juicio todas y cada de las agresiones y abusos sexuales que constan en las denuncias de las menores

El agricultor que presuntamente agredió y abusó sexualmente de cinco niñas en la Fueva (Comarca de Sobrarbe) durante diez años reconocía los hechos que se investigan en la primera jornada del juicio que se desarrollaba en la Audiencia Provincial de Huesca este miércoles. La Fiscalía pedía incialmente una pena que sumaría 30 años de prisión. La defensa ya tenía previsto proponer un acuerdo que consistiría en "rebajar dos grados la pena que se imponga". Algo que entonces parecía inalcanzable porque Javier Osés señalaba que no había opción de alcanzar "absolutamente ningún tipo de acuerdo".

El propio investigado comenzaba el juicio reconociendo los hechos que constaban en las respectivas denuncias por parte de las menores. A las preguntas de la Fiscalía de si "las sentaba en sus piernas, la besaba y tocaba su vagina por debajo de la ropa", ha respondido "sí". También ha confirmado que "les tocó varias veces los pechos y la vagina por debajo de la ropa cuando las llevaba en su tractor". Así como actos ocurridos, también en el tractor, en los años 2016 y 2017, cuando "las sentó en el asiento de al lado y aprovechó para tocarle la vagina por debajo de la ropa". Son tan solo algunos ejemplos que constituían prueba de cargo sobre su responsabilidad en los hechos delictivos.

Sigue el canal de la SER en WhatsApp
Encontrarás toda la información, el deporte y el entretenimiento: la actualidad del día y las noticias de última hora, los mejores vídeos y momentos de la radio, entrevistas, reportajes y mucho más.

Suscríbete ahora
 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00