Sociedad

El equinoccio, la Semana Santa y el inicio de la primavera en una observación de la Agrupación Astronómica

Al igual que los telescopios permiten ver la luz de las estrellas, los radiotelescopios recogen los sonidos que viajan por el universo / Cosmocaixa

Este martes, a las 18’30 horas, en el Parque Mártires de La Libertad ha organizado la observación del equinoccio de primavera. En esta cita se podrá disfrutar de la puesta del sol, explicación de las características principales del equinoccio, su relación con la primavera y la Semana Santa y la observación a simple vista y con telescopio de la luna, Júpiter y el cometa 12/P Pons Brooks.

Durante los equinoccios, tanto de primavera como de otoño, el día y la noche duran aproximadamente lo mismo, unas doce horas cada uno, y son los únicos días en que el Sol sale exactamente por el este y se pone exactamente por el oeste. Además, el equinoccio de primavera es el acontecimiento astronómico que se utiliza para calcular cuándo será Semana Santa.

Inicio de la primavera

El sol, visto desde la Tierra, se encuentra ahora en la última constelación del Zodíaco, la de Piscis. El 20 de marzo, en el momento del equinoccio, el Sol estará en el Punto Aries, en el que se cruzan el ecuador celeste y la eclíptica (la línea que sigue el sol, visto desde la Tierra, a lo largo del Zodíaco).

A partir de ese momento y durante seis meses (hasta el equinoccio de otoño), el Sol estará en el hemisferio norte celeste, por encima del ecuador celeste. Por esa razón, en Huesca será el semestre con mayor duración del día, mayor altura del Sol al mediodía sobre el horizonte y mayor calor.

Días y noches de igual duración

En los equinoccios, el día y la noche duran lo mismo, aproximadamente doce horas cada uno. La propia palabra equinoccio alude a ello: se forma a partir de dos palabras del latín: aequus (‘igual’) y nox, noctis (‘noche’). Equinoccio significa, por tanto, que la duración de la noche es, en estas fechas, igual a la del día.

La duración del día (entendido como horas de luz solar) aumenta desde el solsticio de invierno, en diciembre, en que alcanza su mínimo, hasta el solsticio de verano, en junio, en que llega a su máximo.

En los equinoccios es cuando ese aumento alcanza mayor ritmo. En Huesca, en torno al equinoccio de primavera, el día se alarga unos 3 minutos cada jornada.

El Sol sale y se pone exactamente por el este y el oeste

Sabemos que el Sol sale por el este y se pone por el oeste. Sin embargo, nuestra estrella solo sale y se pone exactamente en los puntos del horizonte que señalan el este y el oeste en los equinoccios: el de primavera (hacia el 20 de marzo) y el de otoño (en torno al 23 de septiembre).

Durante la primavera y el verano, el Sol sale entre el este y el norte (por el noreste) y se pone entre el oeste y el norte (por el noroeste); en otoño e invierno, por el contrario, el Sol sale por el sureste y se pone por el suroeste.

El equinoccio de primavera y la Semana Santa

El equinoccio de primavera es el hito fijo a partir del cual se calcula una fiesta móvil como la Semana Santa, que un año cae en unas fechas y, al siguiente, en otras distintas.

La relación entre equinoccio de primavera y la Semana Santa es ésta: el Domingo de Resurrección es el domingo posterior a la luna llena que sigue al equinoccio de primavera. Las fechas extremas en que puede ser Domingo de Resurrección son el 22 de marzo y el 25 de abril.

En 2024, la Semana Santa se celebra en marzo, ya que la primera luna llena de la primavera está próxima al equinoccio, y será el 25 de marzo. De acuerdo con lo antes dicho, el Domingo de Resurrección será el 31 de marzo.

Si un año, a diferencia de éste, ha sido luna llena poco antes del equinoccio, hay que esperar hasta la siguiente luna llena, casi un mes más tarde, y por tanto la Semana Santa cae muy avanzado el mes de abril.

En función de lo anterior se deduce, por un lado, que la Semana Santa es una fiesta de primavera, y por el otro, que se celebra siempre en torno a una luna llena y, por ello, las procesiones se ven realzadas por la presencia de una gran luna, casi llena, en el cielo.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00