Sociedad

Las manolas, un personaje de otro tiempo que resucita en Semana Santa

¿Quiénes son esas mujeres que visten de negro en las procesiones? Nos acercamos a esta figura tradicional de la Semana Santa española que recorre las calles de la ciudad para llorar la muerte y celebrar la resurrección de Cristo

Las manolas, tradición familiar y expresión de la fe en Semana Santa - Hoy por Hoy Aragón (07/04/2023)

Las manolas, tradición familiar y expresión de la fe en Semana Santa - Hoy por Hoy Aragón (07/04/2023)

03:20

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1680719487082/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

La presencia femenina en la Semana Santa antes era escasa, a lo máximo que podía aspirar una mujer era a ser manola. Este personaje representa a las mujeres de luto que lloran la muerte y celebran la resurrección de Cristo y que se ha mantenido viva año tras año gracias a la tradición familiar y a la necesidad de expresar la fe.

¿Por qué ser manola?

Maricarmen Lecina decidió ser manola la Cofradía de las Negaciones a los 45 años. Desde niña se encargaba de preparar a la virgen antes de salir de procesión, "mientras su madre se vestía con el resto de hermanas de la mantilla", explica. Siempre había admirado esa tradición, pero no fue hasta que sus hijos se hacen cofrades cuando ella decidió dar el paso y ser manola. Considera que es entonces su momento de salir y expresar su fe, como había hecho su madre. Maricarmen usa sus accesorios y prendas para vestirse, afirma que es "como llevar a mi madre al lado". No sabe si su hija continuará la tradición y será manola porque ella toca al tambor, pero se emociona al decir que "el día que decida serlo, ahí estaré yo para ponerle la mantilla".

No hay edad para ser manola y Adela Casanova, de 20 años, es ejemplo de ello en la cofradía de Jesús Nazareno. "Desde pequeña las observaba con admiración en las procesiones", afirma y, aunque ninguna mujer de su familia había sido manola, ella lo tenía muy claro.

El protocolo: el color negro

La tienda La Parisién, situada en la calle de Alfonso I de Zaragoza, vende desde hace más de un siglo trajes tradicionales, entre ellos, las prendas que configuran el traje de las manolas. Su propietario, Santiago Espa, explica que "el protocolo es el negro" y comparte cuáles son las prendas necesarias para ser una auténtica manola:

  • Mantilla sujeta con un broche
  • Una camisa de manga larga sin escote
  • Falda por debajo de la rodilla
  • Media tupida
  • Zapato cerrado
  • Peineta, guantes y medalla de la cofradía

La mantilla ocupa un lugar señalado entre estas prendas porque, a pesar de que se las conoce por el nombre de "manolas", entre ellas prefieren llamarse "hermanas de la mantilla".

La procesión "es muy emocionante, no sabría describirlo con palabras"

Además de todas estas prendas, las manolas suelen acompañar las procesiones portando una vela en las manos. Dependiendo de la cofradía, el recorrido y el horario de salida cambia, pero hoy viernes, día del Santo Entierro, se juntas las manolas de todas las congregaciones para hacer el recorrido. Adela se emociona al hablar de los tambores sonando, el incienso quemado y las caras fascinadas de los vecinos al observar a Jesús el Nazareno.

Maricarmen coincide con Adela, pero entre todas las procesiones, se decanta por la que vivió el miércoles porque "cuando haces el giro hacia San Cayetano y ves la iglesia allí, es muy emocionante, no sabría cómo describirlo con palabras", afirma.

Hay momentos en los que las palabras fallan, pero lo cierto es que no importa porque el corazón habla un idioma diferente. Aunque quizás nunca lleguemos a ser manolas, sin duda, la próxima vez que las veamos sabremos quiénes son y entenderemos un poco más y mejor su devoción.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00