Ciencia y tecnología

El bosque de la Alhambra, reino de las hormigas: la Universidad de Granada descubre 26 especies distintas

Existen numerosas especies indicadoras de ambientes estables

Hormiga Camponotus lateralis detectada en el bosque de la Alhambra, en Granada / Carlos del Pico Pons

La ciudad de Granada cuenta en el bosque del a Alhambra no solo con un espacio que le ofrece paz, frescor y belleza. Es, además, un espacio rico en biodiversidad, tal y como pone de manifiesto un estudio de la Universidad de Granada (UGR) que confirma la existencia en la zona de hasta 26 especies distintas de hormigas, algunas de las cuales han sido tradicionalmente vinculadas a los ambientes estables. Esta abundancia de hormigas y de distintas especies supone una señal del buen estado en el que se encuentran estos espacios verdes.

Así lo indica un estudio dirigido por el catedrático de Zoología de la UGR Alberto Tinaut, en el que han trabajado Bruno de la Rubia Ibáñez y José Manuel Vidal Cordero, este último, egresado de la Universidad de Granada y actualmente investigador de la Estación Biológica de Doñana – CSIC. En total, la investigación ha localizado 26 especies de hormigas, entre las que se encuentran algunas indicadoras o propias de bosques y árboles maduros y otras relacionadas con ambientes degradados, como una especie invasora: la hormiga ‘argentina’ (Linepithema humile). La diferente proporción de unas y otras especies indica, según el estudio, el grado de estabilidad o de alteración y, por tanto, el nivel de conservación de los ecosistemas.

En el trabajo, se ha comprobado que el espacio con mayor número de especies de hormigas y con el mayor porcentaje de especies indicadoras de ambientes estables y frondosos es el bosque de San Pedro. Algo menos diverso, según el estudio, es el bosque de Gomérez. “Este último es también muy frondoso y diverso botánicamente, pero algo menos antiguo y más alterado por la presencia de varias vías peatonales y de tráfico rodado”, explican los investigadores. Los jardines y huertos, la mayor parte de los cuales permanecen en el lugar original, en algunos casos durante varios siglos, mantienen una comunidad de hormigas propia de ambientes, abiertos, soleados y estables. La única especie invasora encontrada en el recinto monumental es abundante en la zona de las taquillas y los aparcamientos, siendo escasa o inexistente en el resto de los ambientes de la Alhambra.

“Sería deseable que se diera a conocer la diversidad de otros grupos animales existentes en estos bosques y jardines, como aves, mamíferos, mariposas, escarabajos, etc. Esto ayudaría a valorar más estas masas forestales y justificar el mantenimiento de los jardines y bosques urbanos lo menos alterados posible”, explican los autores del estudio.

Los investigadores también recuerdan que los bosques son un formidable complemento natural para una ciudad. En el caso de los de la Alhambra, su conexión con el bosque de ribera del río Darro y el parque periurbano de la Dehesa del Generalife puede asegurar su permanencia como puente de conexión natural entre la ciudad y el entorno silvestre, algo especialmente importante para los bosques ubicados en los espacios urbanos, evitando así su aislamiento y fragmentación y convirtiéndose en reserva de especies nativas en el propio medio urbano y a su vez en una barrera contra las especies invasoras.

Referencia bibliográfica:

Vidal-Cordero, J. Manuel, Bruno de la Rubia-Ibáñez y Alberto Tinaut, 2024. Las hormigas de la Alhambra, un enclave histórico y biodiverso (Hymenoptera, Formicidae) (Granada, España). Boletín Asociación española de Entomología, 48(1-2): 21-34.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00