Directo

COMISIONES SUPERCOPA Gerard Piqué, imputado por las comisiones de la Supercopa en Arabia Saudí

Fútbol

Fernando desvela sus intenciones de futuro en el Almería

Lleva siete temporadas de rojiblanco y todavía le queda un año más de contrato

Fernando Martínez sigue trabajando y esperando la titularidad con Pepe Mel. / UD Almería

Quedan ocho jornadas en Primera División pero la UD Almería ya tiene el chip de Segunda. El club empieza a mover los hilos para armar una plantilla competitiva que luche por el ascenso y hay muchas incógnitas alrededor, como saber qué jugadores van a tener la posibilidad de continuar, los que serán traspasados, cedidos, y aquellos que quieran unirse a la familia rojiblanca tras la peor campaña de su historia. En la agenda de Joao Gonçalves está el portero Fernando Martínez (33 años), al que le queda un año más de contrato. ¿Seguirá una octava temporada en el Mediterráneo? Este curso solo ha jugado dos veces: frente a Girona y Las Palmas con Garitano de entrenador.

Con Luis Maximiano más cerca de un gran traspaso, el ostracismo de Diego Mariño, y la poca participación de Fernando Martínez, el Almería tiene dudas hasta bajo palos. En cuanto al murciano, además formando parte de la terna de capitanes del Almería, ha apuntado en UDA Radio que su futuro está más cerca de ser rojiblanco. Primero porque se siente con ilusión y fuerzas; y después por la familia, que ya hace su vida en la ciudad y le costaría cambiar de aires: "Por supuesto. Yo estoy bien, ilusionado. La vida de un portero es más larga que la de cualquier otra demarcación y me gustaría seguir jugando al fútbol muchos más años y en el Almería me encuentro cómodo con la familia. Me gustaría seguir más tiempo aquí. Me encantaría cumplir más retos en el Almería".

Convencido

Aunque Fernando ha pensado en el futuro y cuando cuelgue las botas le gustaría seguir vinculado al fútbol o al deporte en general, la nefasta Liga del Almería está sirviendo de aprendizaje. Nadie se esperaba estar descendido virtualmente desde hace tantas jornadas y a él no le afecta en absoluto ser titular o suplente para decidir sobre su futuro. Para él lo más duro de ser suplente es que se vive todo diferente: "Está siendo un año complicado por todo, ya no solo a nivel personal porque vengo de dos temporadas positivas, sino por el tema colectivo. He pasado por el banquillo más veces en mi carrera y hay que saber estar en los dos sitios. El vivirlo desde el banquillo hace que sientas todo mucho más. La cabeza da muchas vueltas".

Afición

Como capitán que lleva seis temporadas en el club tiene la oportunidad de utilizar los medios de comunicación para llegar a la grada y al aficionado de a pie. Demasiado bien se han portado los fieles rojiblancos con un equipo que solo ha ganado un partido de treinta y encima fue a domicilio. Aunque como profesionales sufren al no conseguir los resultados esperados, según Fernando es la afición quien peor lo pasa: "Darle las gracias porque la temporada está siendo complicada. Si para nosotros es duro, no quiero ni imaginarme para la afición. Siempre hay gente esperando para que le firmes y el comportamiento ha sido ejemplar. Pedimos perdón por lo que está pasando. Queremos terminar bien por ellos, que alguna vez lleguen a su casa contentos".

El peor día

Recuerda con tristeza el día más duro del Almería, y fue el 3-3 con el Granada, ya que "pensaba que se iba a acabar la mala racha y se nos fue. Esa noche me costó mucho dormir". No quiere pensar aún en el día del descenso matemático "porque aunque te haces el cuerpo cuando llega el momento es durísimo". Pensando en el futuro, Fernando considera determinante acabar la Liga con buena cara: "Vemos a muchos clubes que bajan a Segunda y les cuesta adaptarse. Por eso es clave la dinámica con la que termines la temporada. Hay que darle importancia a las últimas jornadas. Veníamos de dos finales de campaña de infarto, de mucha tensión y milagros, y ahora el quedarte descolgado hace que vivas todo con menos tensión. Cada uno tiene que buscar su motivación".

Comprendió el enfado del público en el 0-3 con Osasuna por culpa del marcador y la pobre imagen de los jugadores. Además, no considera que la culpa fuese del entrenador sino de todo el vestuario: "Sobre todo cómo salimos al partido. No estuvimos enchufados y a los ocho minutos íbamos 0-2 porque no te perdonan. No se puede volver a repetir porque puedes ganar o perder, pero siempre saliendo enchufado. Entiendo que el técnico quiera proteger al jugador pero ya somos mayorcitos y sabemos que cada uno tiene que ser responsable. Lo que pasó con Osasuna es de todos y cada uno de nosotros, no de Pepe Mel".

Carlos Miralles

Carlos Miralles

Redactor de Deportes de SER Almería. Lleva toda su carrera profesional en la SER.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00