Hoy por Hoy MálagaHoy por Hoy Málaga
Sociedad

Los malagueños duermen poco y mal, aunque hay manera de solucionarlo

Los malagueños duermen poco y mal

Los malagueños duermen poco y mal

13:02

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1710420533659/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Según la Sociedad Española de Neurología más de 12 millones de personas en España no descansan de forma adecuada y más 4 millones tienen algún tipo de trastorno del sueño crónico y grave. Menos de un tercio de las personas que padecen trastornos del sueño buscan ayuda profesional. Sólo un 33% de las españolas duermen, entre semana, al menos 7 horas y más de un 25% de los ancianos tienen problemas de sueño.

Este estudio estima que el 48% de la población adulta española y el 25% de la población infantil no tiene un sueño de calidad. Además, al menos un 50% de la población tiene problemas para conciliar el sueño y un 32% se despierta con la sensación de no haber tenido un sueño reparador.

Mujeres y mayores son los que peor descansan. Pero, advierten los especialistas, al menos un 20% de los niños y adolescentes reconoce no tener unos horarios de sueño regulares y más de un 30% considera que no duerme lo suficiente.

Dormir mal se relaciona con un mayor riesgo de obesidad, diabetes y con mortalidad prematura. También que se produce una peor respuesta inmunitaria y se crea una mayor susceptibilidad a las infecciones, además puede suponer un mayor riesgo de accidentes laborales y durante la conducción ya que se ve afectado el tiempo de reacción y la toma de decisiones.

La Unidad del Sueño del Hospital Universitario Virgen de la Victoria en Málaga atiende cada año a más de dos mil personas por estos trastornos del sueño, muchos de ellos derivados de la apnea, pero no todos según Belén Gómez una de las responsables de esta unidad:” Pues en general los malagueños dormimos bastante mal, porque nosotros tenemos muchas interconsultas por temas de problemas con el descanso durante la noche, muchas son por apneas, pero otros tantos no, son pacientes a los que acabamos haciendo estudios y ahí lo que vemos es que descansan muy mal, sueños muy superficiales, con muchos despertares espontáneos, y eso está muy relacionado con el estrés que tenemos en la vida habitual. Ahora mismo vivimos en una sociedad de estrés constante, de muchísimos problemas y claro, todos esos problemas en la noche, a la hora de conciliar el sueño, el cerebro sigue ahí, rumiándolo, entonces eso se nota en la calidad del descanso”.

En la Unidad del sueño se estudia y trata como dormimos y entre los motivos por los que no está la prevalencia del Síndrome de Apnea-Hipopnea del Sueño motivada en gran parte a consecuencia de la obesidad y el envejecimiento de la población. Se calcula que es de hasta un 10% entre los hombres de 30 a 49 años pero que alcanza el 17% en varones de entre 50 y 70 años. Las cifras en mujeres son menores, de entre el 3 y el 9%. A pesar de estos datos, actualmente sólo el 30% de los pacientes se encuentran en tratamiento.

Los pacientes que ingresan en la unidad del sueño lo hacen durante toda la noche para la detección de los posibles problemas respiratorios. Los profesionales deben observar en los resultados de la polisomnografía, una prueba que además de registrar los parámetros del polígrafo, incorpora variables neurofisiológicas, como electroencefalograma del sueño y electooculograma, que detectan variables neurofisiológicas que informan sobre las fases del sueño del paciente, además se observa durante la noche si el paciente hace apneas, el número de interrupciones en su respiración, así como el nivel de oxígeno. Una vez se diagnostica el trastorno respiratorio, los profesionales prescriben el tratamiento. El más habitual es la CPAP, un dispositivo de presión positiva administrado por vía nasal que los pacientes incorporan para dormir ya en el hogar.

En todo caso, desde la Unidad del Sueño hacen una serie de recomendaciones según Miguel Benítez, doctor en esta unidad del Hospital Virgen de la Victoria:” Es importante llevar unos horarios habituales, unos buenos horarios de sueño, dormir al menos unas 7 u 8 horas, también recomendamos evitar la toma, en la medida de lo posible de medicación para para dormir, porque esto, dependiendo del perfil del paciente, puede provocar la aparición de esas apneas que también puede ser problemático a lo largo del día, en la calidad de vida de nuestros pacientes y uno de los factores que más afectan es el peso, hay que cuidar mucho el peso y la alimentación porque es uno de los principales factores que pueden provocar o favorecer la aparición de esta patología que es, es muy prevalente. Además, para lograr el sueño se debe evitar, sobre todo, el uso de las pantallas y la luz porque pueden alterar los ritmos de sueño y empeorar el descanso”.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00