Sociedad

Profesores, padres y madres de Jaén se posicionan sobre la decisión de prohibir el uso del móvil en las aulas

Recordamos que el Consejo Escolar del Estado aprobaba la pasada semana prohibir su utilización en los colegios e institutos a excepción solamente de su uso pedagógico y educativo

Una alumna contempla su teléfono móvil en un aula de un centro educativo / skynesher

Profesores, padres y madres de Jaén se posicionan sobre la decisión de prohibir el uso del móvil en las aulas. Recordamos que el Consejo Escolar del Estado aprobaba la pasada semana prohibir su utilización en los colegios e institutos a excepción, únicamente, de su uso pedagógico y educativo. En horario lectivo, por tanto, no podrá utilizarse el Smartphone a menos que el profesor o el tutor lo pida para cualquier tipo de proyecto educativo o cuando haya una urgencia muy justificada. Efectivamente la educación digital está en el objetivo del Ministerio de Educación, pero no a cualquier precio. Por lo que se han tenido que establecer ciertos límites en las aulas para una mejor educación de los alumnos y las alumnas.

José María Cuadrado, presidente del sindicato independiente del profesorado ANPE Jaén, recuerda en declaraciones para Radio Jaén Cadena SER que entre sus objetivos siempre ha estado el “uso razonable” de los teléfonos móviles en el aula. Siguen considerando que “es necesario establecer una regulación de referencias coordinadas a nivel estatal y entre las diferentes comunidades autónomas sobre el protocolo relativo al uso de los dispositivos móviles en los centros educativos y establecer una norma que posibilitara a los centros en el uso de su autonomía pedagógica y organizativa de su uso responsable para evitar la utilización indiscriminada que genere distracciones y deteriorar la convivencia en el centro”.

“Con carácter general, el uso de los móviles no es adecuado dentro de las aulas porque dificulta la práctica docente y genera distracción en el alumnado”. Reconoce el presidente de ANPE Jaén que existen usos pedagógicos y positivos de los teléfonos móviles porque “hay determinados proyectos, o actividades incluida la propia programación de los centros en los que el móvil se emplea como una herramienta más de aprendizaje, siempre que sea de forma guiada por el docente como se hace con otros dispositivos digitales, como por ejemplo las tablets”.

Por otro lado, también la comunicación a través de los teléfonos móviles es una realidad social totalmente asentada. “Desde ANPE hemos lanzado varias campañas para fomentar una utilización racional y responsable del teléfono móvil bajo la premisa de que el sistema educativo, entre otras cuestiones, en la instrucción y formación sobre el buen uso de una herramienta que se utiliza en todos los ámbitos de la vida”. En conclusión, destaca Cuadrado que “la responsabilidad sobre el uso adecuado y responsable del teléfono móvil no ha de recaer de forma exclusiva en los centros educativos, requiere de la implicación de la comunidad educativa y administraciones. En definitiva, la implicación de la familia y la sociedad en general”.

Madres y padres

Sin embargo, Belén Navarro, presidenta de la Federación de Asociaciones de Madres y Padres del Alumnado de la Provincia de Jaén (FAMPA Los Olivos), tiene sus reticencias sobre la prohibición de los teléfonos móviles en las aulas. Recuerda en declaraciones a esta redacción que “la regulación del uso de los móviles en los centros educativos ya se estaba gestionando desde hace unos años en Andalucía. Los centros educativos tienen autonomía para hacer sus propias reglas de funcionamiento. Además, tienen sus planes de convivencia donde se ya se tratan y debaten estos puntos y además se llevan y se resuelven en los consejos escolares donde las familias participamos de forma activa en estas decisiones. La retirada de los dispositivos móviles cuando se hace un uso incorrecto se lleva haciendo, por tanto, desde hace tiempo”.

Cree que “a veces se está enfocando la urgencia de otros asuntos, en vez de poner soluciones a temas tan acuciantes y relevantes como son la bajada de ratio y la falta de profesorado especialista para alumnado con necesidades educativas especiales. Hay que recordar que para llevar a cabo este tipo de normativa para los centros educativos de Andalucía hay que conocer la realidad, donde no debemos olvidar que estamos en una sociedad en que las tecnologías están a la orden del día y que es un área transversal esencial para nuestro alumnado. No olvidemos que son nativos digitales. Ellos tienen que hacer un uso pedagógico de estas tecnologías en el aula y además se debe dar una formación a alumnado, familia y docente para su buen uso, para que sepamos sus pros y sus contras, y sus beneficios que son muchos”.

¿En qué afecta?

En concreto, el texto aprobado determina lo siguiente para Infantil y Primaria que “no es necesario llevar el móvil al centro educativo, exceptuando aquellos supuestos en los que se le autorice por razones individuales muy específicas relacionadas con la salud o con otras circunstancias personales o familiares debidamente justificadas”; Para educación Secundaria, “en caso de llevar el móvil, deberá mantenerse apagado desde la entrada al centro educativo hasta la salida del mismo. Esto incluye periodos lectivos, recreos y otros tiempos de descanso, actividades complementarias y actividades extraescolares desarrolladas en el marco del centro educativo. Eso sí, se establecen como excepciones cuando los teléfonos móviles se utilicen con fines educativos supervisados o cuando la utilización individual sea necesaria por razones de salud debidamente justificadas”; y en enseñanzas postobligatorias, “es decir cuando el alumnado tiene al menos 16 años será la dirección del centro educativo, en virtud de su autonomía, las que regulen el uso del móvil en función de sus circunstancias específicas”.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00