Tribunales

El Tribunal Supremo rechaza el recurso del Ayuntamiento de Cebreros por la Agencia Espacial y avala la elección de Sevilla

Zanja que "la elección de la ciudad de Sevilla se justifica con todo detalle y atendiendo a todos los aspectos, principios y criterios"

Sede de la Agencia Espacial Española en Sevilla, en el edificio CREA, en San Jerónimo

El Tribunal Supremo (TS) ha desestimado el recurso contencioso administrativo promovido por el Ayuntamiento de Cebreros (Ávila), en demanda de dejar sin efecto el acuerdo adoptado el 5 de diciembre de 2022 por el Consejo de Ministros con la designación de Sevilla como sede de la nueva Agencia Espacial Española, que ya funciona en la ciudad hispalense.

En una sentencia emitida el pasado 16 de noviembre y recogida por Europa Press, el Supremo aborda el mencionado recurso contencioso administrativo del Ayuntamiento de Cebreros, que solicitaba que dicha instancia condenase a la Administración central a "realizar un nuevo dictamen de la Comisión Consultiva" conformada para la evaluación de las candidaturas a acoger la sede de la Agencia Espacial Española.

Más información

La candidatura de Sevilla fue escogida entre las 21 ciudades aspirantes, principalmente por proponer una "excelente" sede en el Centro de Recursos Empresariales Avanzados (CREA) de San Jerónimo, por la "buena red" de conexiones internacionales aéreas, AVE y terrestre; la "amplia y variada oferta hotelera" de la ciudad hispalense, su "importante entorno de investigación y empresarial en el área aeroespacial" y por factores de empleo y cohesión territorial, ya que "la localidad cuenta con un mercado laboral necesitado de un impulso por el lado de la demanda", entre otros aspectos.

Sevilla, según la resolución estatal en la materia, propuso una "excelente sede, equipada y acorde a los requisitos", de la que "se valora de manera óptima la inmediata disponibilidad del inmueble, que, en estos momentos, ya está en funcionamiento, así como el hecho de que la localidad ofrezca cuatro ubicaciones alternativas en su término municipal para que sean tenidas en cuenta a futuro ante eventuales cambios en la Agencia y necesidades de ampliación o traslado".

Para reclamar la anulación de dicho acuerdo del Consejo de Ministros, el Ayuntamiento de Cebreros alegaba que el mismo "no habría tomado en consideración la declaración de la Junta de Castilla y León, que informa favorablemente la idoneidad de la candidatura presentada por Cebreros, declarándola de especial interés para la Comunidad Autónoma, comprometiendo de manera incondicionada y sin límites su ayuda económico e institucional"; además de que "habría ignorado los principios de cohesión social y territorial y de lucha contra la despoblación recogidos" en las bases del proceso selectivo.

Tercer motivo de impugnación

Además, el Ayuntamiento de Cebreros avisaba en su recurso de que "el dictamen emitido por la Comisión Consultiva, que sirve de motivación a la decisión del Gobierno, no supera las principales exigencias del contenido de la motivación ya que no expresa las fuentes de información sobre las que opera el juicio técnico ni consigna los criterios de valoración cualitativa".

Pero el Supremo ha determinado que "el hecho de que la Junta de Castilla y León apoye la candidatura no lleva consigo que ese criterio tenga un carácter preferente ni que decaiga el valor del resto de los criterios que serán tenidos en cuenta para la decisión y, menos aún que soslaye o deje de lado, haciéndolas irrelevantes, las posibles deficiencias técnicas de la propuesta".

En cuanto a los principios de cohesión social y territorial y de lucha contra la despoblación, el Supremo descarta que el dictamen de la comisión consultiva haya "prescindido" de los mismos, señalando que en el mismo se detalla que "Sevilla ofrece también unas excelentes condiciones, por ser una localidad que a pesar de su peso demográfico no cuenta con sedes significativas de instituciones estatales", además de que su provincia arrastra "una tasa de desempleo superior a la media estatal, por lo que la elección tendría un positivo impacto en el reequilibrio territorial".

La población de Sevilla

El documento, según parafrasea el Supremo, determinaba además que "aunque el área metropolitana está creciendo, la ciudad de Sevilla está perdiendo población. Las personas que abandonan la ciudad tienden a ser más jóvenes, lo que a su vez causa un proceso de envejecimiento en la localidad. Sevilla es la única de las cuatro mayores ciudades españolas cuya población ha decrecido en los últimos diez años".

En cuanto a la posible "visión sesgada, limitada o parcial del dictamen" que alegaba el Ayuntamiento de Cebreros, el Supremo asegura que "no es posible que la extensa motivación de las razones de la selección de la ciudad de Sevilla y la exposición clara y razonada de la 'minusvaloración' de otras localidades como Cebreros pueda ser calificada como ejercicio arbitrario de la potestad de selección ejercitada por el Gobierno".

"Es claro, como advierte la Abogacía del Estado en el escrito de contestación a la demanda, que se ha asignado o establecido un orden de prioridad de candidaturas objetivo, distinguiendo las candidaturas de excelencia de las que simplemente tienen viabilidad técnica o no tienen esa viabilidad, explicando también los motivos por las que se incluyen en una u otra categoría".

"La elección de la ciudad de Sevilla se justifica con todo detalle y atendiendo a todos los aspectos, principios y criterios que derivan de las normas y de los informes de los ministerios implicados", zanja el Supremo.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00