La Ventana AndalucíaLa Ventana Andalucía
Opinión

Educación pública y concertada: No hay igualdad

La periodista Ana Huguet denuncia en su columna de La Ventana Andalucía la progresiva privatización de la educación en Andalucía

La Columna de Ana Huguet ( 25/09/2023)

La Columna de Ana Huguet ( 25/09/2023)

02:10

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1695628750730/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

En nombre de la libertad de elección, el gobierno andaluz consagra año a año la privatización progresiva de la educación. Lo demuestra el informe de Comisiones Obreras publicado el pasado 19 de septiembre. Entre los años 2018 y 2023 el número de clases en la escuela pública ha descendido un 5,9% mientras que en los centros concertados las unidades se han incrementado en cinco puntos porcentuales. Con este dato, casi todo ya está dicho.

Lo pueden vestir de bajada de natalidad, pero las estadísticas vuelven a cantar. En el mismo periodo, la concertada ha registrado en Andalucía una caída del 4% del alumnado, pero, pese al descenso de estudiantes, esta educación privada sostenida con fondos públicos ha incrementado sus líneas en más de un 5%. Solo hay cinco comunidades autónomas que siguen el mismo patrón (Madrid, Canarias, Murcia, La Rioja y Valencia), aunque es Andalucía la que lidera el ranking con una diferencia muy notable sobre las demás.

Si ponemos el foco en el segundo ciclo de infantil (de 3 a 5 años), los números dejan poco margen a la interpretación. Las unidades en la escuela concertada andaluza han aumentado un 4% pese al descenso de casi el 7% del alumnado mientras que la pública se han perdido un 12% de escolares y casi un 8% de líneas.

La comparativa con el conjunto del país confirma la deriva: la disminución de matriculados en los colegios públicos andaluces supera en cerca de cuatro puntos la media nacional y el recorte de unidades en la pública es tres puntos mayor al registrado en España. La curva es justo la inversa en la concertada, ya que en el conjunto del país la escuela privada-concertada pierde más alumnos y abre menos aulas que en Andalucía.

El actual gobierno de la Junta presume de garantizar la libertad de elección de los padres y repite sistemáticamente que el cierre de unidades en la pública responde a la falta de demanda, pero olvida que con fondos públicos bendice claras diferencias entre la pública y la privada-concertada. Un 32% de colegios públicos en Andalucía no dispone de comedor, uno de cada cuatro no ofrece servicio de aula matinal y cerca de la mitad no oferta actividades extraescolares. Ni hablamos ya de la necesidad de reformas de cientos de escuelas, de la ausencia de bio climatización o del abismo que existe en el bilingüismo entre ambos modelos, uno sostenido con fondos públicos, el otro con fondos públicos más el copago de las familias, de las familias con recursos para afrontarlo. No hay igualdad.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00