Hora 14 Málaga
Economía y negocios
compras

Consumo ante el Black Friday: "No comprar lo absurdo y cuidado con las falsas gangas"

Las asociaciones piden a los consumidores revisar los precios ante de comprar. Se trata de las fechas de más compras de todo el año

"Es la época de más compras del año" Jesús Burgos, Unión Consumidores

"Es la época de más compras del año" Jesús Burgos, Unión Consumidores

03:43

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1668938488644/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Málaga

Como cada año las asociaciones de consumidores han comenzado a monitorizar los precios de más de 16.000 productos en más de 60 establecimientos para controlar la evolución real de estos desde un mes antes de la celebración del Black Friday, verificar el número de ofertas, su cuantía y denunciar posibles abusos.

Estos colectivos llevan siete años realizando un control de los precios de los comercios que más destacan por sus ofertas de Black Friday. La principal conclusión es que en realidad los descuentos no son mayoritarios y que incluso algunas tiendas incrementan sus precios: en 2021, y a pesar de las campañas publicitarias que anunciaban grandes descuentos, durante la Black Week solo bajaron de precio un 12% de los productos, frente a un 33% que subieron los precios. De hecho, durante el Black Friday los precios se incrementaron un 3,3% de media.

Por establecimientos, solo tres comercios rebajaron el año pasado un número significativo de sus productos en la semana del Black Friday: Tien 21 (el 62% de sus productos), Milar (el 36%) y Phone House (el 30%). Las pantallas de ordenador fueron los productos que subieron de precio en mayor medida, seguidas de las impresoras y los altavoces portátiles. Mientras que los que más bajaron fueron los wearables y los televisores.

Para ayudar a los consumidores a comparar precios, se pone este año a su disposición un Asesor de Precios de electrodomésticos y tecnología para conocer la evolución del precio de un determinado producto y compararlo en distintos establecimientos.

Además, las organizaciones recomiendan desconfiar de los anuncios con llamativos descuentos. Y recuerda que en cualquier promoción debe indicarse el precio original junto al precio rebajado, el porcentaje de la rebaja o las dos cosas. La ley no permite que se vendan rebajados productos defectuosos. No obstante, si se adquirieron por Internet, hay un plazo de 14 días para arrepentirse y devolver el producto sin dar explicaciones. Y la garantía es siempre de tres años.

Más información

Animan a los consumidores que detecten irregularidades en los precios a que denuncien en las redes sociales de la organización a través del hashtag #timofertasBF, para determinar si hay alguna práctica ilegal. En ese caso, las asociaciones procederán a su denuncia ante las autoridades de consumo. Ante posibles desabastecimientos, recomiendan planificar las compras de Navidad con la suficiente antelación y, en caso de no encontrar el producto deseado, buscar otros alternativos.

CONSEJOS Y DERECHOS

En las compras físicas

En las promociones, cualquier rebaja de precio tiene que estar claramente indicada para el consumidor con el precio antiguo tachado y el nuevo o el porcentaje de la rebaja.

El precio antiguo debe ser el menor del último mes, algo que, sin embargo, no sucede siempre. Algunos compradores descubren que lo que se ha comprado por 100 euros marcaba previamente 150, pero días antes costaba 100, es decir lo mismo que ahora.

Las garantías legales han pasado a ser de tres años y los sistemas de devolución los fija el establecimiento, pero con la obligación de información previa.

Durante una promoción, la tienda puede aplicar algunas condiciones especiales (no aceptar pago con tarjeta, cambiar su política de devoluciones...), pero deben anunciarlo clara y visiblemente para que todos los clientes lo vean.

Si el producto está en perfecto estado, el establecimiento no está obligado a cambiarlo, aunque la mayoría de los comercios lo hacen, pues es una buena practica comercial. En cualquier caso, no tienen porqué devolver el dinero: pueden cambiarlo también por otro artículo o un vale.

Los productos rebajados tienen que tener la misma calidad de siempre: la norma no permite que se vendan como rebajados productos defectuosos.

En las compras online

En las compras por internet, el consumidor está especialmente protegido. El régimen de cambio y devolución de los productos está regulado y el consumidor tiene 14 días para arrepentirse y devolver el producto, y sin dar explicaciones: tendrán que reintegrarles todo lo que pagó.

La entrega será la que pacten consumidor y empresa. Si hay un compromiso de hacerlo en una semana tiene que ser en ese tiempo y, si no es así, tiene un máximo de 30 días.

Estas normas de protección se aplican si la compra se produce dentro de la UE, pero si no -algo frecuente cuando se compra por internet-, las condiciones serán las que marque la tienda de ese país.

Evitar hacer transferencias bancarias porque es muy difícil retrotraerlas. Si van a pagar "online", lo mejor es una tarjeta prepago, una tarjeta de crédito o Paypal, porque así sí será posible recuperar el dinero en caso de que haya un fraude o no haya entrega.

Cuidado con la web en la que se compra. Hay que acudir a tiendas seguras, que tengan dominios con protocolo de conexión segura "https://", que indican que se trata de webs legítimas y reales, y que muestren el candado de seguridad al procesar pagos. Hay muchas páginas fraudulentas, que cuelgan productos con precios gancho, muy baratos, para que el consumidor "pique" y, cuando lo hace, comprueba luego que o no es original o es una estafa. Lo primero que tiene que saber el consumidor es a quién le compra y dónde le compra.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad