Fútbol

Lamentable pelea en un partido de niños de 14 años: "Viene de un energúmeno que utiliza el fútbol para expresar sus frustraciones"

El Écija pide al CD Mairena y a la Federación Sevillana de fútbol que tomen medidas para "erradicar estos brotes graves de violencia"

Integrantes del CD Mairena y aficionados del Écija, durante una pelea / Twitter

La violencia a las categorías inferiores del fútbol español ha vuelto. El último caso sucedió este fin de semana en un partido de cadetes de cuarta división andaluza entre el Écija CF y el CD Mairena. Todo empezó cuando un delegado del equipo mairenero se encaró al público y realizó un gesto obsceno para celebrar el gol del empate en los últimos minutos. En ese momento, parte de la grada y varios jugadores y técnicos se vieron envueltos en una batalla campal que recogieron los móviles de algunos familiares de los jugadores. Ante lo sucedido, el Écija ha condenado lo ocurrido y ha solicitado al Mairena y a la Federación Sevillana de fútbol que tomen medidas para "erradicar estos brotes graves de violencia".

Tras ver los gestos del integrante del cuerpo técnico visitante, un padre del equipo local se acercó a la valla y le insinuó que se lo hiciese a él. En ese momento, el delago del Mairena abrió la puerta de acceso al campo y empezó la pelea. El familiar recibió un puñeta, lo que provocó que su hijo respondiese y la grada se sumase al enfrentamiento. Tras el incidente, la Policía Nacional acudió al campo. Posteriormente, el Écija se ha puesto en contacto con el CD Mairena según ha confirmado el diario 'La Voz del Sur'.

El Écija CF relató los hechos en un comunicado. "En la tarde de hoy y con un resultado favorable a nuestro equipo, el equipo contrario y casi en la última jugada del encuentro, empata el partido, 3-3 (resultado final), en el momento de la celebración del gol por parte del equipo contrario, el delegado del equipo CD MAIRENA, se vuelve para la grada donde se encuentran aficionados de ambos equipos y que esta situada justo detrás de ambos banquillos y con su mano en sus partes, empieza a provocar a los aficionados que allí se encontraban", ha escrito el Écija.

"Los aficionados de ambos equipos empiezan a recriminar su acto a esta persona y el no contento con su acto y queriendo a un mas, se dirige a la grada y agrede a la primera persona que se encuentra. Hecho bochornoso que mancha el fútbol y dan mal ejemplo a unos chavales de 14, 15 años del equipo Cadete y todos los presentes. Esta persona y posteriormente al altercado, rompe el mobiliario del banquillo visitante", continúa el comunicado del club andaluz. "Pedimos a las Autoridades tanto Deportivas como Judiciales que castiguen conforme a la Ley a este energúmeno, que si no es por la rapidez de actuación de las personas que se encontraban cerca de esta persona y pararon rápidamente a este que quería pegarse con todos los presentes y creemos que se encontraba bajo los efectos del alcohol. Toda agresión sufrida por jugadores, cuerpos técnicos, y aficionados en general de nuestro club, son consideradas agresiones directas a nuestro club", termina el club ecijano.

Esta no es la única pelea que ha sucedido este fin de semana ya que el Hornachuelos y el Ciudad de Lucena B también tuvo que suspenderse. El Ayuntamiento de Hornachuelos ha manifestado su "total condena a los hechos sucedidos el pasado domingo en el partido entre el club local y el Ciudad de Lucena".

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
  •  
Ver todos los boletines
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00