Ciencia y tecnología

El descubrimiento de una zona volcánica en Marte sugiere que el planeta es más activo de lo que se pensaba

Un equipo de científicos de la Universidad de Arizona publica un informe sobre el hallazgo de una pluma de manto activa que empuja la superficie hacia arriba y provoca terremotos y erupciones volcánicas en el planeta rojo

El rover Perseverance de la NASA sigue recorriendo Marte. / NASA

Madrid

Las observaciones de una sonda de la NASA demuestran la existencia de una enorme columna subterránea de rocas calientes y flotantes que es capaz de empujar hacia arriba una amplia superficie del planeta rojo y que esto provoca una intensa actividad volcánica y sísmica en un área tan grande como Estados Unidos.

En la Tierra, las placas tectónicas cambiantes reorganizan la superficie del planeta y crean un interior dinámico, por lo que la ausencia de tales procesos en Marte llevó a muchos a pensar en él como "un planeta muerto", donde no sucedió mucho en los últimos 3.000 millones de años.

Pero en la última edición de Nature Astronomy, un equipo de científicos de la Universidad de Arizona desafían las opiniones actuales sobre la evolución geodinámica marciana con un informe sobre el descubrimiento de una pluma de manto activa que empuja la superficie hacia arriba y provoca terremotos y erupciones volcánicas.

Por lo tanto, este descubrimiento sugiere que la superficie engañosamente tranquila del planeta puede ocultar un interior más tumultuoso de lo que se pensaba anteriormente.

"Nuestro estudio presenta múltiples líneas de evidencia que revelan la presencia de una pluma de manto activa gigante en el Marte actual", explica Adrien Broquet, investigador en el Laboratorio Lunar de la Universidad de Arizona.

Las plumas del manto son grandes gotas de roca cálida y flotante que se elevan desde las profundidades de un planeta y atraviesan su capa intermedia, el manto, para llegar a la base de su corteza, lo que provoca terremotos, fallas y erupciones volcánicas. La cadena de islas de Hawái, por ejemplo, se formó cuando la placa del Pacífico se desplazó lentamente sobre una pluma del manto.

"Tenemos pruebas sólidas de que las plumas del manto están activas en la Tierra y Venus, pero esto no se espera en un mundo pequeño y supuestamente frío como Marte", ha subrayado también Jeff Andrews-Hanna, el coautor de este estudio.

Marte estuvo más activo hace 4.000 millones de años, pero la mayor parte de los astrofísicos afirmaban hasta ahora que el planeta está hoy prácticamente muerto.

"Una enorme cantidad de actividad volcánica al principio de la historia del planeta construyó los volcanes más altos del sistema solar y cubrió la mayor parte del hemisferio norte con depósitos volcánicos", añade Broquet. "La poca actividad que ha ocurrido en la historia reciente generalmente se atribuye a procesos pasivos en un planeta que se está enfriando".

Movimientos extraños

Los investigadores se sintieron atraídos por una sorprendente cantidad de actividad en una región de Marte, por lo demás anodina, llamada Elysium Planitia, una llanura dentro de las tierras bajas del norte de Marte, cerca del ecuador. A diferencia de otras regiones volcánicas de Marte, que no han experimentado una gran actividad durante miles de millones de años, Elysium Planitia experimentó grandes erupciones en los últimos 200 millones de años.

"El trabajo anterior de nuestro grupo encontró evidencia en Elysium Planitia de la erupción volcánica más joven conocida en Marte", dijo Andrews-Hanna. "Creó una pequeña explosión de ceniza volcánica hace unos 53.000 años, que en tiempo geológico es esencialmente ayer".

El vulcanismo en Elysium Planitia se origina en Cerberus Fossae, un conjunto de fisuras jóvenes que se extienden por más de 800 millas a través de la superficie marciana. Recientemente, el equipo InSight de la NASA descubrió que casi todos los terremotos marcianos emanan de esta región. Aunque esta joven actividad volcánica y tectónica había sido documentada, la causa subyacente seguía siendo desconocida.

En la Tierra, el vulcanismo y los terremotos tienden a estar asociados con las plumas del manto o con la tectónica de placas, el ciclo global de continentes a la deriva que continuamente recicla la corteza.

"Sabemos que Marte no tiene placas tectónicas, por lo que investigamos si la actividad que vemos en la región de Cerberus Fossae podría ser el resultado de una pluma del manto", asegura Broquet.

La gran misión a Marte, ExoMars, se reanuda

La gran misión a Marte, ExoMars, se reanuda

48:22

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1670149900008/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Área similar a Estados Unidos

Cuando el equipo estudió las características de Elysium Planitia, encontraron evidencias de que la superficie se ha elevado más de un kilómetro, lo que la convierte en una de las regiones más altas de las vastas tierras bajas del norte de Marte. Los análisis de variaciones sutiles en el campo de gravedad indicaron que este levantamiento se sostiene desde las profundidades del planeta, lo que es consistente con la presencia de una pluma de manto.

Otras mediciones mostraron que el piso de los cráteres de impacto está inclinado en la dirección de la columna, lo que respalda aún más la idea de que algo empujó la superficie hacia arriba después de que se formaron los cráteres. Finalmente, cuando los investigadores aplicaron un modelo tectónico al área, encontraron que la presencia de un penacho gigante, de más de 2.500 kilómetros de ancho, era la única forma de explicar la extensión responsable de la formación de Cerberus Fossae.

Y lo más importante de todo es que este penacho del manto ha afectado un área de Marte aproximadamente equivalente a la de Estados Unidos.

"Solíamos pensar que InSight aterrizó en una de las regiones geológicamente más aburridas de Marte, una bonita superficie plana que debería ser más o menos representativa de las tierras bajas del planeta", agrega Broquet. "En cambio, nuestro estudio demuestra que InSight aterrizó justo encima de una cabeza de pluma activa".

La presencia de una pluma activa afectará las interpretaciones de los datos sísmicos registrados por InSight, que ahora debe tener en cuenta el hecho de que esta región está lejos de ser normal para Marte.

"Los microbios en la Tierra prosperan en entornos como este, y eso también podría ser cierto en Marte", advierte finalmente Andrews-Hanna. Por esa razón, este equipo de científicos pronostica que el futuro tiene más sorpresas guardadas en su interior.

Javier Gregori

Javier Gregori

Periodista especializado en ciencia y medio ambiente. Desde 1989 trabaja en los Servicios Informativos...

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00