Cine y TV

Ya es uno de los momentos más embarazosos de 'First Dates': un comensal destroza su pantalón por el peor sitio mientras bailaba

David ha tirado de todo tipo de recursos con el objetivo de sorprender a su cita

Madrid

Bailar en un escenario tan exigente como el de First Dates es un arma de doble filo para todas aquellas personas que deciden dar rienda suelta a su creatividad en el restaurante de Carlos Sobera. A pesar de que no es una prestigiosa academia de baile, el hecho de estar expuesto frente a las miles de personas que siguen el programa a través de la televisión puede ser contraproducente para la persona que se atreva a bailar durante su cita televisiva. Mientras que algunos han llegado a conquistar a su pareja gracias a su buen hacer sobre la pista de baile, otros han acabado achantando a su cita.

Más información

Y si no que se lo digan a Diego, quien echaba por tierra su cita con Anna hace apenas unas semanas después de un baile cuanto menos extravagante. Dado que su pareja no estaba en su misma onda, ya que se mostraba visiblemente avergonzada, esta acabó invitándole a que se marchara porque no quería seguir adelante con la cita: "Estoy deseando terminar la cita porque me siento incómoda". A esta lista de personas que han acabado dando la nota por su baile hay que sumarle un nuevo miembro. Se trata de David, quien ha acabado destrozando su pantalón por completo después de dar rienda suelta a su creatividad en el programa de Cuatro.

David fue bailarín hasta 2003

La cita comenzaba con David quedándose completamente prendado de la belleza de Rosa nada más verla entrar en el famoso restaurante de Carlos Sobera. Una atracción que no dejaba de crecer a medida que avanzaba la cita, ya que reconocía que también le encantaba su interior. Pero el dato que más le fascinaba acerca de su pareja es que llevaba siendo bailaora desde los 15 años. A pesar de que a día de hoy es ingeniero informático, David le confesaba a su cita que fue bailarín hasta 2003.

Algo que demostraría varios minutos más tarde, cuando la música comenzaba a sonar en el salón de First Dates. En cuestión de segundos, David demostraba dos cosas: que no ha perdido ni un ápice de ese talento que desarrolló hace más de veinte años y que los pantalones de pinzas no son los mejores para sacar a relucir los pasos prohibidos. Después de compartir varios pasos junto a Rosa, David le demostraba a su cita de lo que era capaz con un sorprendente espagat: "He visto la oportunidad de darme conocer ante esta mujer. De decirle este soy yo, como en una película".

Una cita aparatosa con final feliz

Tras este momento de lo más incómodo, David reducía su efusividad sobre la pista de baile y se limitaba a mover un poco las caderas esperando hasta que terminara la canción. Rosa, que se había enterado de lo sucedido, se acercaba hasta su posición para abrazarle primero y bromear posteriormente con el hecho de que sus pantalones no estaban confeccionados para el baile. Algo que pareció darle un chute de energía a su pareja, quien olvidaba que tenía el pantalón completamente roto y procedía a completar un nuevo espagat.

En declaraciones al programa, Rosa reconocía que su cita bailaba muy bien pero que podría haberlo hecho mejor si se hubiese relajado.: "Estaba muy nervioso". ¿Y qué pasó entre estos dos comensales? A pesar de este momento incómodo, ambos decidieron tener una segunda cita para conocerse en profundidad. Mientras que David reconocía que le encantaría pasar toda su vida junto a Rosa, esta le confesaba que le había encantado conocerle. Tanto es así que la cita acababa por todo lo alto con un beso que ponía el broche perfecto.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad