Sociedad

Felipe VI apela al rigor de los medios independientes y reconoce a España como "buen exponente" de la libertad de prensa

El monarca considera que los grandes temas de la actualidad exigen "una información contrastada y veraz"

El rey Felipe VI pronuncia un discurso durante el Congreso Mundial de Medios de Comunicación, organizado por la Asociación Mundial de Editores de Noticias (WAN-IFRA), este miércoles en Zaragoza. / Javier Cebollada (EFE)

Madrid

El Rey Felipe VI ha apelado este miércoles en Zaragoza al rigor, la independencia, la verdad y responsabilidad de los medios de comunicación al servicio de la sociedad, "centrados en el análisis y que exijan la mayor capacidad crítica por parte de sus profesionales".

Así lo ha manifestado en el discurso que esta tarde ha pronunciado con motivo del 73 Congreso que celebra en la capital aragonesa la Asociación Mundial de Periódicos y Editores de Noticias (WAN-IFRA), al que asisten un millar de editores y ejecutivos de medios de comunicación de más de 70 países y 6 continentes, y en el que se ha entregado la pluma de oro de la libertad a la Gazeta Wyborcza y a su fundación, de Polonia.

Un congreso, a juicio del rey, "casi acuciante" en esta etapa de "aceleración, de vértigos, de polarización e incertidumbre" derivados de la crisis financiera, el Brexit, la pandemia global y el temor al regreso de una guerra en Europa tras la agresión a Ucrania, cuestiones que exigen ser tratadas "con todo el rigor y el máximo respeto a la verdad".

El rey ha reconocido además a España como "buen exponente" de la libertad de prensa. Algo que, no obstante, exige esfuerzos constantes y permanentes, porque a pesar de que las redacciones están "repletas" de profesionales con vocación y oficio al servicio de la ciudadanía, "las falsedades, la simplificación o la desinformación", ha dicho, constituyen "serias amenazas" sobre las sociedades.

Y es por lo que considera que los grandes temas de la actualidad exigen "una información contrastada y veraz" y "el compromiso deontológico de todos los periodistas y editores implicados en el proceso comunicativo, sea cual sea su soporte".

Felipe VI también ha agradecido el "coraje y el tesón" de quienes se juegan la vida "por informar, para fotografiar, para escribir o por respaldar las opiniones" que se vierten en los medios, y a estos les ha reconocido que "faciliten el espacio para difundir lo que es de interés público".

Reconocimiento a Gazeta Wyborcza

Con la Pluma de Oro de la libertad, la Asociación Mundial de Editores de Noticias (WAN-IFRA) ha querido reconocer a un medio "que se erige como faro de independencia y como baluarte contra el autoritarismo".

Joanna Krawczyk, jefa de Asociaciones de Gazeta Wyborcza, ha destacado, al recibir el premio, que "el deterioro de la democracia polaca hace que el compromiso cívico sea más necesario que nunca", al tiempo que ha pedido a los editores de medios que estén siempre "con cualquier medio de comunicación que lo necesite en los próximos años". "No dejemos solo a ningún medio independiente que se enfrente a la opresión", ha dicho.

Al aceptar el premio en nombre de la redacción de Gazeta Wyborcza, Piotr Stasinski, antiguo redactor jefe adjunto, ha reconocido que la libertad de los medios de comunicación en Polonia está "gravemente vulnerada".

Publicada por primera vez el 8 de mayo de 1989, bajo el lema "No hay libertad sin solidaridad", Gazeta Wyborcza se enfrentó inicialmente a una fuerte censura, pero a principios de los 2000 ya se había convertido en uno de los periódicos más vendidos de Polonia. Desde entonces se ha consolidado como "un diario de referencia que mantiene una vigilancia constante sobre la democracia polaca".

La sesión ha contado asimismo con la intervención del presidente de Aragón, Javier Lambán, y del presidente de WAN-IFRA y del grupo Henneo, Fernando de Yarza.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad