La VentanaLa Ventana a las 16h
Sociedad

¿Para qué sirve la criptografía? Así nos protege de un caos mundial

Este 27 de septiembre se cumplen 200 años de la presentación de la piedra Rosetta, vamos a descubrir su relación con las tecnologías que utilizamos diariamente

¿Para qué sirve la criptografía? Así nos protege de un caos mundial

¿Para qué sirve la criptografía? Así nos protege de un caos mundial

08:44

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1664208304311/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Madrid

La criptografía nos puede parecer algo misteriosamente exótico, pero nos envuelve. Es tremendamente cotidiano. Cada vez que ponemos nuestro canal favorito en la televisión, pagamos con una tarjeta o enviamos un correo electrónico usamos criptogramas, usamos códigos secretos -a veces supuestamente secretos, pero eso ya es otro tema-. Desbloqueamos nuestro móvil 150 veces al día gracias a la criptografía. A partir de ahí solo hay que sumar.

Reportaje EP40 | El enigma de los códigos: ¿para qué sirve la criptografía en tu día a día?

04:00

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1664443819021/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

En clase

Echando un vistazo al temario de un curso universitario sobre seguridad y criptografía empezamos a intuir dónde nos estamos metiendo: "Cifrado de bloques", "algoritmo RC4", "curva elíptica", "esteganografía".... Entrar en clase no favorece el entendimiento del profano: "Antes usábamosmo sha-1 con un primo de 160 bits, hoy en día usamos sha-2 que como véis en la bibliografía los valores son de 256 bits. A continuación usamos un generador alfa, un resto de un primo.....". Suficiente. Y sin embargo sin esa cripografía nuestra vida hoy sería un caos. Juan Contreras es uno de los innumerables alumnos que asiste a ese tipo de cursos y además los entiende. Su afición viene de muy lejos, de cuando era adolescente "en el instituto, antes de la existencia del WhatsApp me pasaba notitas con un compañero desplazando letras en el abecedario. Luego supe que estábamos usando el código César", un código criptográfico de 2.000 años de antigüedad y uno de los más populares. Con tiempo, ese camuflaje queda al descubierto. Hoy se acerca a lo imposible según su profesor, según Jorge Ramió "para romper una clave necesito cientos de miles de millones de computadores trabajando cientos de miles de millones de años". Solo la "amenaza cuántica" puede acabar con todas esas claves.

La Historia

Durante buena parte de sus 4.000 años de historia, la criptografía solo era usada por militares y reyes. Hay evidencia de usos criptográficos en la Grecia clásica (aparece en la Ilíada de Homero) y desde entonces ha marcado el desenlace de muchas contiendas hasta la II Guerra Mundial, cuyo curso cambió gracias a que los aliados accedieron a los secretos que guardaba la máquina Enigma. Mucho menos conocido fue la utlización en esa gran guerra de lenguas nativas indias e incluso del euskera para cifrar mensajes (fue en el frente Pacífico). Hasta los años 70 no llegó la democratización de esta criptografía gracias a la informática. Hoy nuestro modelo de vida depende del uso de información protegida.

Por todas partes

Pino Caballero es uno de los referentes de la criptografía en este país: "Cada vez que utilizamos un dispositivo siempre hay criptografía debajo para proteger toda esa información. usamos criptografái todo el rato y la llevamos en el bolsillo: el DNI, el móvil. Estamos rodeados de criptografía". Nos habla desde la Universidad de la Laguna donde imparte clases. Esta experta da fe de como el interés por la criptografía ha crecido de manera explonencia. Hace apenas 30 años solo se estudiaba en 4 ó 5 universidades. "Ahora la gente ya sabe qué es la criptografía. La palabra ya no da lugar a confusión. Yo escribí un libro hace muchos años y cuando fui a buscarlos a la librería me lo encontré en la zona esotérica, al lado de los libros de tumbas por lo de cripto".

Hoy en día la criptografía se imparte en buena parte de las facultades de informática y matemáticas. Solo hay dos puntos débiles. El primero tiene arreglo y es la escasez de mujeres que controlan esta materia, apenas un 11% en Europa. El segundo son los usuarios -responsables de gran parte de las fugas de seguridad- y las contraseñas contra las que Pino Caballero lleva luchando muchos años al tratarse -a su juicio- de un método antiguo y débil.

Los sistemas biométricos (de reconocimiento facial) o los de doble o triple factor de autentificación (ese código que te envían al móvil)... van mejorando la fuga. Esto hasta que llegue el primer ordenador cuántico y todas las contraseñas que conocemos hasta ahora no sirvan para nada porque en solo unos segundos esos ordenadores serán capaces de desvelarlas. "Cuando llegue la computación cuántica, estos ordenadores supermegapontentes podrán adivinar todas las claves y será un caos mundial, pero que una guerra mundial", advierte David Soto, perito informático que usa la criptografía cada día en su trabajo.

En los tribunales

"La jurisprudencia dice que un correo electrónico impreso en papel es nada, cero. Los correos electrónicos hay que presentarlos con el correspondiente informe pericial para demostrar que no ha sido manipulado", recuerda este perito informático. El informe va acompañado de un Hash, un código criptográfico que tiene la misma longitud para un WhatsApp que para todo el contenido de la biblioteca nacional y que demuestra que no se ha cambiado una sola coma. Cada vez son más las empresas que necesitan los servicios de un perito porque una venta, un despido, un acuerdo se ha hecho a través de una conversación registrada en Internet: "En los últimos tiempos - subraya David Soto- estoy trabajando mucho en la geolocalización que sirve para acreditar por ejemplo la convivencia de dos personas o la no convivencia".

Antes trabajaba mucho para parejas. Ahora casi todo los asuntos que trata son mercantiles. Sus informes valen desde 500 euros a lo que nos dé la imaginación: y es que hay peritajes que pueden implicar meses de trabajo.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad