Fútbol

Deschamps, Mbappé y el problema de la carga de partidos antes del Mundial

El seleccionador francés reclamó al PSG que diese más descanso a su atacante, abriendo un melón de cara a Catar 2022

Mbappé se saluda con Deschamps tras anotar ante Austria en la Nations League 2022. / CHRISTOPHE PETIT TESSON (EFE)

"Sé que Galtier todavía quiere que Mbappé juegue. Pero, de vez en cuando, necesita respirar un poco", comentó Didier Deschamps en rueda de prensa tras la derrota de Francia contra Dinamarca en la Nations League, abriendo un melón que, si bien iba a ser centro de debates en breve, ya ocupa portadas a menos de dos meses del inicio del Mundial de Catar 2022. No es para menos, ya que esta fecha FIFA se ha tomado sus primeras bajas para la Copa del Mundo, como lo es la de Ronald Araújo. La pregunta que surge, en medio de un calendario muy ocupado, es qué debería pesar más: ¿el hecho de llegar bien a jugar con la selección o estar disponible para el club que paga el salario?

La carga de minutos se empieza a notar en septiembre

Pese a que solo se han disputado dos meses de competición, este arranque de campaña puede ser el más ajetreado de la historia. No es para menos, ya que la inclusión del Mundial de Catar en noviembre parte el calendario en dos. Un evento de tal magnitud ya da problemas en su fecha habitual, el verano, pero se solventa con un pequeño stage de pretemporada en la concentración premundialista. Aquí llega el más difícil todavía con el hecho de incluirse el Mundial en medio del calendario, muy cargado de por sí, impide que esa concentración dure el tiempo suficiente. Los seleccionadores, sin tiempo, están entre la espada y la pared, dejando la preparación en manos de los volátiles estados de forma.

Más información

Volviendo al caso de Kylian Mbappé que reclamaba Deschamps, es paradigmático. El futbolista, con su club, ha jugado el 77,47% de los minutos, cifra que asciende al 82% si se suman los tres partidos de Nations League que ha disputado en esta temporada. Si el número ya es alarmante en el francés, este es aún mayor en Vincius Junior, que ha disputado el 95% de los minutos disputados en esta temporada. Ambos, como no podía ser de otra manera por el estatus que tienen en sus equipos, las cifras de minutos totales rondan los 900 minutos. Y la lista no queda ahí, ya que todos los jugadores importantes en su club y selección muestran unos registros similares. Evidentemente, los entrenadores de sus clubes no pueden estar prescindiendo de sus mejores futbolistas por un tercero en discordia.

Vinicius ha jugado el 95% de los minutos en esta temporada. / Soccrates Images

La carga de minutos ya se está empezando a notar en este segundo mes de competición, dejando más lesiones musculares de lo habitual (una vez más, los afectados más sonados son blaugranas). Además, hay que sumar las lesiones que pueden surgir por la propia práctica del fútbol, ya que nadie está a salvo de una mala entrada o una mala caída. Al final, esa carga de minutos, provocada por el calendario y las necesidades de entrenadores y seleccionadores, es la que perjudica a los jugadores, forzándolos a decidir algo que no tenían por qué tener que decidir.

¿Se pueden borrar futbolistas de cara a jugar el Mundial?

Nadie ha confirmado nada, pero es evidente que jugadores más veteranos y vitales en su selección como Luka Modric o Cristiano Ronaldo van a tener que dosificar minutos de cara al Mundial. Están ante su última cita con la Copa del Mundo, y los minutos cada vez pesan más en las piernas. Aun así, es probable que empiecen a dosificar otros futbolistas más jóvenes e importantes para sus equipos, ya que jugar un Mundial es algo único. Esto les puede acabar provocando problemas en sus clubes, puesto que son los que pagan su sueldo y no tienen ningún problema físico que impida su alineación. Pero, claro, el futbolista se vuelve a encontrar en medio de una situación difícil.

Este será el último Mundial de varios futbolistas ilustres como Cristiano Ronaldo, Leo Messi o Luka Modric. / Thomas Eisenhuth

Finalmente, todas las miradas apuntan a soluciones grises, teniendo razón todas las partes y ninguna al mismo tiempo. O, al menos, casi todas las partes. El calendario y quienes lo organizan son los principales causantes de este problema. Cargar de partidos puede dar más dinero en el corto plazo, pero también esa cantidad de minutos puede rebajar el nivel de los mismos. "Te puede molestar que otros equipos quieran una Superliga, pero los jugadores no les importan. Ellos solo se preocupan por el dinero. Ahora escuchas que se jugará una Eurocopa y un Mundial todos los años. ¿Cuándo descansaremos? Nunca. ¡No somos robots! Son más y más partidos y menos descanso para nosotros y nadie se preocupa por nosotros", explicó un enfadado Thibaut Courtois en la pasada edición de la Nations League.

Esta temporada se va a ir complicando a medida que se acerque el Mundial, teniendo miedo todos los seleccionables a que cualquier lesión, por mínima que sea, les pueda dejar fuera del torneo más importante. Deschamps abrió el melón de la gestión de minutos antes del Mundial para que los jugadores puedan llegar frescos, pero queda por abrir lo que sucederá a final de temporada. Con partidos cada dos días como algo habitual y no extraordinario, nunca tuvo tanto sentido referirse a una campaña como una carrera de fondo. Ahora, a menos de 60 días que ruede el balón, a los protagonistas del fútbol solo les queda cruzar los dedos para que no pase ninguna desgracia provocada por un calendario sin hueco para el descanso.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad