Cine y TV

De Hollywood al tatami: Tom Hardy se pasa a las artes marciales y arrasa en su primer torneo de Jiu-Jitsu tras vencer a todos su rivales

Tom Hardy es cinturón azul en jiu-jitsu brasileño

Madrid

El actor británico Tom Hardy es uno de los actores más en forma del panorama actual. Y no solo por el hecho de haber participado en algunas de las películas más taquilleras de los últimos años, entre las que podemos encontrar títulos como Mad Max: Fury Road, El Renacido o Venom, sino porque ha sido capaz de aunar su pasión al séptimo arte con el deporte. Algo que le ha permitido dar vida a personajes tan monstruosos como Bane, el villano principal de Batman en El caballero oscuro renace que destacaba por su asombrosa corpulencia o a Tommy Riordan en la película Warrior.

Más información

Desde hace ya varios años, Tom Hardy practica diversos deportes de contacto como el boxeo, el muay thai o el Jiu-jitsu brasileño. De hecho, pudimos verle como luchador de artes marciales mixtas en la anteriormente citada Warrior, donde recibió el beneplácito de la crítica especializada por su actuación. Una década después de esta película, el actor británico ha dado el salto de Hollywood al tatami para demostrar que, en ocasiones, la realidad puede superar a la ficción. Así lo ha dado a conocer The Guardian en su página web, donde revela que Tom Hardy ganaba el pasado sábado su primer campeonato de jiu-jitsu brasileño.

Tom Hardy batió a todos sus oponentes

Según recoge el rotativo británico, el actor Tom Hardy se presentó por sorpresa al Campeonato Abierto Brasileño de Jiu-Jitsu 2022 que se celebró en la escuela Oakgrove en la ciudad Milton Keynes (Reino Unido) bajo el nombre de Edward Hardy. Una vez allí, el actor de 45 años comenzó a deshacerse uno por uno de todos los rivales a los que se enfrentaba hasta ganar el torneo. Pero esta no es la única vez que Tom Hardy, un cinturón azul en jiu-jitsu brasileño, se presentaba a una competición de artes marciales.

Hace apenas unas semanas, el británico también se imponía en el REORG Open Jiu-Jitsu Championship celebrado en Wolverhampton. Un torneo, destinado a recaudar fondos para personal militar, veteranos y trabajadores de servicios de emergencia, en el que Hardy se alzó con dos medallas tras derrotar a sus rivales. Sin embargo, el trasfondo de este torneo era benéfico. Tal y como explica The Guardian, Hardy forma parte de esta organización benéfica que enseña jiu-jitsu a personas con lesiones graves o que sufren de trastorno de estrés postraumático y depresión.

"Estuvo a la altura de sus personajes, eso seguro"

Sin embargo, el torneo en el que se ha impuesto este fin de semana era su primera prueba de fuego real. Según cuentan quienes se enfrentaron a él, como el veterano Danny Appleby, Tom Hardy le sorprendió gratamente tanto fuera del tatami como dentro del mismo. Después de reconocer que es una persona "realmente agradable", Appleby ha destacado su dureza como luchador. A pesar de que ha participado en seis torneos durante estos últimos meses, quedando en el podio en todos ellos, el veterano luchador británico reconoce que nunca se había enfrentado a un oponente tan duro como Tom Hardy: "Estuvo a la altura de su personaje de Bane, eso seguro".

De esta manera, el actor británico continúa demostrando su buen estado de forma a sus 45 años de edad. Hace una década, cuando estaba promocionando la película Warrior, Hardy reconocía en declaraciones para The Guardian que practicaba boxeo dos horas al día. Pero no solo eso. También hacía dos horas de muay thai, dos horas de jiu-jitsu y dos horas de levantamiento de pesas los siete días de la semana durante tres meses. A pesar de que actualmente no está preparándose para un personaje de estas características, Tom Hardy continúa haciendo un entrenamiento exhaustivo para estar en forma ante cualquier situación.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad