Ciencia y tecnología

Este es el verdadero indicador de éxito durante una primera cita, según un estudio

El estudio se ha llevado un IG Nobel

Madrid

Ni una sonrisa, ni una caricia, ni un cruce de miradas. Según un estudio desarrollado por la investigadoras, galardonado recientemente con un IG Nobel en la categoría de Investigación Cardiología Aplicada, el verdadero indicador de éxito durante una primera cita es la sincronía en el ritmo del corazón entre las dos personas. Para llegar a esta conclusión, las investigadoras al frente de este estudio organizaron diversas citas a ciegas con el objetivo de identificar cuáles eran los patrones que se repetían entre los distintos solteros y solteras.

Más información

A pesar de que no eran unas citas convencionales, ya que las personas que participaron en el proyecto iban ataviadas con gafas de seguimiento ocular y dispositivos de medición fisiológicos, las personas al frente de esta investigación pudieron extraer datos de lo más reveladores. Tras el transcurso de las mismas, el equipo de Prochazkova llegaba a la conclusión que señales manifiestas de un romance inicial, tales como la sonrisa, la mirada o el contacto visual no se asociaban significativamente con la atracción entre dos personas. Tampoco otros como el contacto visual, la expresión facial, el lenguaje corporal o el nivel de sudoración, comúnmente asociados a una hipotética atracción inicial.

Esto es lo que revelaron las citas a ciegas

Tal y como revela el equipo al frente de esta investigación, publicada en noviembre del año pasado en Nature Human Behaviour, tan solo podremos saber a ciencia cierta si una primera cita va viento en popa si lleváramos un medidor de frecuencia cardiaca y de conductividad de la piel. Gracias a estos aparatos, podríamos descubrir que la sincronía del ritmo del corazón y la respuesta epitelial, por norma general "encubiertas, inconscientes y difíciles de regular", son los verdaderos indicadores del éxito de la cita: "Nuestros hallazgos sugieren que la atracción de las personas que interactúan aumenta o disminuye a medida que sus niveles de excitación subconsciente aumentan y disminuyen en sincronía".

En los vídeos compartidos por el equipo al frente de esta investigación, entre los que destaca uno en el que se refleja cómo evoluciona el ritmo cardiaco de un hombre y una mujer durante la cita, se puede apreciar cómo los latidos del corazón se sincronizan a medida que avanza la velada. En este vídeo se demuestra que la sincronización no se produce junto con los gestos asociados comúnmente a la atracción como puede ser una sonrisa o una carcajada, sino que lo hace a medida que las dos personas se van conociendo.

Otras investigaciones premiadas en los IG Nobel

Al igual que las dos ediciones anteriores, la XXXII ceremonia anual de los IG Nobel se retransmitió por Internet como consecuencia de la pandemia de la COVID-19. Entre los premiados de esta edición podemos encontrar algunos proyectos que hicieron revelaciones de lo más curiosas sobre nuestro día a día. Mientras que Eric Martínez, Francis Mollica, y Edward Gibson se llevaron el IG Nobel de Literatura por analizar la causa de que los documentales legales son innecesariamente difíciles de comprender, el equipo liderado por Gen Matsuzaki obtuvo el premio IG Nobel de Ingeniería por estudiar la forma más eficiente de girar los pomos.

Entre el resto de premiados podemos encontrar a Peter de Smet y Nicholas Hellmuth, galardonados con el IG Nobel por estudiar las escenas de enemas rituales en esculturas antiguas de la civilización maya. También el equipo liderado por Junhui Wu, quienes estudiaron cómo los patos y los gansos son capaces de nadar en fila.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad