Internacional

Rusia reconoce que no reanudará el suministro a Europa por el Nord Stream 1 mientras no se levanten las sanciones por la guerra

El portavoz del Kremlin responsabiliza a Europa de que los flujos de gas estén suspendidos al no poder encontrar las herramientas para reparar la fuga por las sanciones, pero la empresa fabricante asegura que no es motivo para cortar el suministro

Imagen de archivo / FILIP SINGER (EFE)

Madrid

Rusia ha asegurado que no puede retomar el suministro de gas a través del Nord Stream 1 por las sanciones occidentales, ya que alega que frenan la capacidad de Siemens Energy, que suministra y fabrica las turbinas para que funcione el gasoducto. "Los problemas con el suministro de gas surgieron debido a las sanciones impuestas a nuestro país por los estados occidentales, incluidos Alemania y Gran Bretaña", ha asegurado el portavoz del Kremlin, Dimitry Peskov este lunes.

Más información

El Kremlin culpa a Europa del cierre total del gasoducto entre Rusia y Alemania, pues asegura que las sanciones occidentales "están causando el caos" en términos de trabajo de mantenimiento del oleoducto y ha rechazado la acusación de Europa de que Rusia había cortado el suministro como medida política. "Los europeos se niegan a hacer el mantenimiento de sus sistemas", ha señalado.

"Los procesos mundiales están teniendo actualmente un efecto adverso. Más bien, está comenzando una gran tormenta global", ha afirmado el portavoz del Kremlin. Asimismo, ha señalado que hay "razones objetivas" y "razones subjetivas" para "esta tormenta": "Están asociadas con decisiones y acciones absolutamente ilógicas y, a menudo, absurdas de las autoridades" de Estados Unidos y la Unión Europea.

Por tanto, Peskov ha dicho que hasta que no se levanten las sanciones, la planta quedará cerrada al no disponer de las herramientas para arreglar la fuga. Alemania ha cuestionado este razonamiento, al igual que la empresa de fabricación de equipo para gas Siemens, y consideran que estas fugas son habituales y no obligan a paralizar los envíos de gas. Así, Berlín considera que Moscú ha incumplido sus contratos al cesar los envíos.

Siemens Energy asegura que la fuga no es motivo para no retomar el suministro

Gazprom detuvo por completo el suministro de gas a través del Nord Stream 1 el viernes después de se detectara una fuga de petróleo durante los trabajos de mantenimiento la semana pasada. Sin embargo, Siemens Energy rechazó este sábado que una fuga de aceite sea motivo para suspender el flujo de gas.

"Como fabricante de las turbinas, únicamente podemos afirmar que un hallazgo así no constituye una razón técnica para detener el funcionamiento", dijo un portavoz de la empresa alemana. Además, la empresa señaló que "estas fugas normalmente no suelen afectar al funcionamiento de una turbina y pueden sellarse in situ" y precisó que se trata de "un procedimiento rutinario dentro de las tareas de mantenimiento".

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00