Directo

'EL ÁGORA DE HORA 25' Sigue en directo 'El Ágora de Hora 25' con Carmen Calvo, Pablo Iglesias y García-Margallo

Economía y negocios

Ryanair da el primer paso para despedir a los sindicalistas que encabezan la huelga de los tripulantes de cabina

La aerolínea ha abierto un expediente disciplinario a los delegados de USO y Sitcpla, convocantes de los paros, que puede terminar con su despido. La empresa les acusa de "incumplir obligaciones legales o contractuales". Los sindicatos aseguran que Ryanair busca "amenazar y dar miedo" a sus delegados para apartarles de la huelga.

Varias personas se acercan a la ventanilla de Ryanair en el aeropuerto de Málaga durante la huelga de los TCP de este verano. / Álex Zea - Europa Press

Madrid

El 28 de agosto, Ryanair envió un correo electrónico y un burofax a los delegados sindicales de USO y Sitcpla, los sindicatos convocantes de la huelga de los tripulantes de cabina (TCP), en el que se les informaba de la apertura de un "Expediente Contradictorio Disciplinario". En el texto, al que ha tenido acceso la Cadena SER, la aerolínea les acusa de proporcionar "asesoramientos legales fraudulentos" a la plantilla en relación con la forma de actuar durante la huelga. Para argumentarlo, la empresa cita intervenciones textuales de los sindicalistas en asambleas a las que solo asistieron empleados y que los sindicatos sospechan que fueron grabadas. La compañía les advierte de que los consejos que dieron a sus compañeros "podrían suponer un incumplimiento grave y culpable de sus obligaciones laborales sancionable con el despido disciplinario" y les da diez días de plazo para presentar alegaciones.

"Todas las acusaciones escritas en esa carta no tienen ningún tipo de fundamento. Son funciones de un delegado sindical, y es lo que yo soy y es lo que estaba haciendo en esa asamblea en la que se basan para abrirme el expediente", afirma Lidia Arasanz, de USO. En su opinión, con esta decisión la empresa intenta "amenazar y dar miedo" a los delegados sindicales. "El expediente contradictorio es el primer paso para poder despedir a un delegado sindical, si no el despido se podría considerar totalmente improcedente. Están siguiendo los pasos que marca la legislación española para poder sacarnos de ahí delante y ponernos un poco de lado", señala.

Más información

Entre los "asesoramientos legales fraudulentos" que Ryanair imputa a la sindicalista se encuentra una declaración que hizo en una asamblea el 29 de junio: "Si hoy tenéis un vuelo, cuando acabéis de trabajar, preguntáis al comandante qué hora es … 30 minutos no hay notificación, no hay carta de servicios mínimos, apagáis el móvil y mañana podéis hacer huelga". Arasanz se defiende: "Si un trabajador llega de volar a X hora, cuando hayan pasado 30 minutos después del aterrizaje, ese trabajador ya está en su tiempo de descanso, y puede apagar el teléfono e irse a su casa. Y si la empresa no le ha mandado la carta de servicios mínimos, pues tiene derecho a ejercer el derecho a huelga y no presentarse al vuelo que le habían asignado porque no ha sido notificado con una carta de servicios mínimos. Obviamente, esto [que aparezca en el expediente] no tiene ningún sentido. Es que esto funciona así".

La empresa no quiere hacer comentarios sobre el contenido de los expedientes, que desvincula de la huelga. "Nosotros no hablamos de los detalles específicos de ningún caso disciplinario individual, pero lo que sí podemos decir es que en Ryanair solo abrimos expedientes disciplinarios cuando ha habido un claro incumplimiento de las obligaciones legales y/o contractuales en la empresa", afirma Elena Cabrera, country manager de Ryanair en España y Portugal. "Por ejemplo, tuvimos huelgas en 2018 y 2019 y a ninguna de estas personas se les abrió expediente o fue despedida", comenta.

Cabrera niega todas las irregularidades que los sindicatos han denunciado en los últimos tres meses de huelga: programar más vuelos de los permitidos por los servicios mínimos establecidos por el Gobierno, traer a personal del extranjero para trabajar en vuelos no protegidos, no notificar en tiempo y forma los cambios a los trabajadores... Sobre la existencia de tripulantes de cabina que empiezan a volar sin contrato en la base de Londres tras acabar su curso de formación en España, Elena Cabrera explica que no puede pronunciarse porque depende de la legislación británica. Pero asegura que en nuestro país todos los que superan el curso "tienen un contrato en prácticas como cualquier otro trabajador".

La huelga de los tripulantes de cabina acumula ya 34 días de paros repartidos entre junio, julio y agosto y está convocada de lunes a jueves todas las semanas hasta el próximo 7 de enero. O hasta que la empresa se siente a negociar el primer convenio colectivo para los TCP con USO y Sitcpla, sindicatos avalados por la plantilla como representantes en la mesa y con los que Ryanair lleva negociando casi cuatro años. Algo que la directiva de la compañía descarta: "No consideramos que sean ya un interlocutor válido para la compañía". Cabrera explica que la aerolínea va a negociar el convenio con Comisiones Obreras, sindicato con el que en mayo acordó una serie de mejoras laborales y salariales para sus afiliados, que no se presentó a las asambleas que eligieron la mesa de negociación en 2019 y que no secunda la huelga.

Yolanda Díaz: "Los sindicatos tienen toda la razón para salir a la calle contra la patronal"

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad