Sofá SonoroSofá Sonoro
Música
SOFÁ SONORO | REPORTAJE

La música y su relación con las cárceles

De Johnny Cash y Big Mama Thornton, un viaje por las actuaciones en presidios más recordadas de la música

Johnny Cash (1932 - 2003) y June Carter Cash (1929 - 2003) a su llegada a la Kansas State Prison, en 1968. (Photo by Hulton Archive/Getty Images) / Hulton Archive

Madrid

El 13 de enero de 1968 Johnny Cash entró en la cárcel. Podía haber ingresado como preso, pero lo hizo en su condición de músico y para grabar uno de los álbumes claves de su carrera. Con nervios, pero seguro, Cash se colocó frente a los presos de la Prisión Estatal de Folsom, en California. Y todos a coro cantaron ese "Maté a un hombre en Reno solo para verle morir". También corearon las letras de Cocaine Blues, droga por la que muchos acabaron entre rejas.

La noche anterior al legendario espectáculo de Cash en Folsom, el predicador de la prisión le enseñó una grabación de una canción titulada Greystone Chapel, escrita por un recluso llamado Glen Sherley que cumplía una condena de tres años por robo a mano armada. Cash quedó tan conmovido por esa canción que la interpretó al día siguiente. Con el tiempo el propio Sherley la terminaría grabando, junto a otras canciones, en el fantástico Live at Vacaville en 1971.

Un año después se apuntó a esa corriente otro grande del blues, John Lee Hooker. El genial bluesman grabó desde la cárcel californiana de Soledad, acompañado de su hijo. “Estaban hambrientos por la música”, comentaría después del concierto Hooker Jr. El show terminaría abruptamente durante una versión de Bang Bang Bang Bang. A los cuatro minutos y 17 segundos, los guardias de la prisión apagaron la electricidad. Era el tiempo de pasar lista a los reclusos.

Y de la cárcel de Soledad, a la prisión estatal de Monroe, rodeada por la carretera 522 y concesionarios de coches. Allí se plantó Big Mama Thornton para convertirse en la primera mujer que grababa en directo un concierto en una cárcel exclusivamente masculina. Aquel concierto pionero quedaría registrado para siempre en su álbum Jail. A estos nombres se sumarían desde los años setenta muchos más. BB King, dio más de setenta conciertos en cárceles, tocando incluso en la que estaba su hija presa. También mostró su compromiso con la reinserción la valiente Joan Baez o el eterno Jerry García. Años después otra generación tomó el relevo con actuaciones muy recordadas de grupos como Fugazi o los Sex Pistols.

No te pierdas los nuevos episodios de Sofá Sonoro suscribiéndote al programa en Apple, Ivoox, Google o Spofify

La historia de la música en la cárcel

La historia de la música en la cárcel

08:08

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1661851016578/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Este reportaje es parte del programa dedicado al disco que BB King grabó en la prisión estatal del condado de Cook

Cuando BB King ingresó en prisión

59:22

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1658938798103/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad