La VentanaLa Ventana
Sociedad

El teatro llega sobre ruedas a la España despoblada

Este grupo se acerca a esos lugares donde no hay escenarios y donde difícilmente se puede ver una función. Este verano ha recorrido miles de kilómetros. La Ventana los ha visitado un pueblo segoviano.

El teatro llega sobre ruedas a la España despoblada

El teatro llega sobre ruedas a la España despoblada

07:45

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1661185884531/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Madrid

Freno de Cantespino tiene cerca de 300 habitantes, dos bares, una iglesia y una ermita y ha sido precisamente junto a esta, en la parte más elevada del pueblo, donde se ha instalado La Tartana, una de las tres caravanas de teatro sobre ruedas. Iván, el gestor de la compañía, nos cuenta que La Tartana había sido el escenario de un mago de Zamora y que apenas tuvieron que cambiar nada, caben entre 20 y 25 personas y la utilizan para hacer micro teatro. Ahora, la Tartana, sustituye a la Barraca que está en reparación. La Barraca, que lleva ese nombre en recuerdo a la compañía ambulante que fundó Federico García Lorca para acercar el teatro clásico a los pueblos de la España republicana, fue convertida en submarino para una película. El trío lo completa la cantina, una furgoneta en la que, tras la representación, se sirven bebidas y algo de picar pero sólo en aquellos pueblos donde no hay bar.

Caravanas como método de libertad

Además de las tres caravanas, Teatro sobre Ruedas cuenta con una actriz, Marta Sitja, un gerente, Iván Lionel y una técnica de luces y sonido, Txell Cabanas. Este teatro ambulante es un proyecto único en España. Nace casi por necesidad cuando Iván, convencido de que era imposible, por los elevadísimos precios, contar con un escenario propio en Madrid, que es donde vive, empezó a pensar en otros espacios diferentes menos costosos y más fáciles de mantener. Las caravanas son ese espacio que no sólo les dan la libertad de programar las actuaciones que ellos quieren, sino que, además, les permiten llevar el teatro a nuevos espacios a lugares donde difícilmente llegaría una función.

En Fresno de Cantespino, junto a la ermita, se instalaron las gradas de color amarillo en las que se sentaron cerca de 200 personas. Un lleno casi total. El público, de todas las edades, participó, rió y aplaudió la actuación de Marta que representó “Ambición”. La entrada era gratis, es lo habitual ya que a esta compañía suelen contratarla las administraciones o dinamizadores culturales de la España menos habitada. Tras la actuación Iván, Marta y Txell acostumbran a cenar en el bar del pueblo, si es que lo hay y duermen en el hotel, hostal o pensión más cercano. Este verano están haciendo miles de kilómetros, cuando los encontramos venían de Galicia, se han movido por Castilla y León y ahora están en Andalucía. Habitualmente invitan a artistas de la zona a participar en sus espectáculos. Y, muy importante, nos contaba Iván que sólo necesitan un punto de luz normal, de los de 220, para poder instalarse en cualquier pueblo. El resto lo llevan ellos en las caravanas.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad