Hoy por HoyEl Abierto
Economía y negocios

Precios "infernales", escasa oferta y precariedad laboral: la tormenta perfecta del acceso a la vivienda en España

"El piso no tiene calefacción y el chico de la agencia me dijo que me pusiera una sudadera": los testimonios de personas que buscan piso

Precios "infernales", escasa oferta y precariedad laboral, la tormenta perfecta del acceso a la vivienda en España

Precios "infernales", escasa oferta y precariedad laboral, la tormenta perfecta del acceso a la vivienda en España

17:25

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1660895476_266_cut/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Madrid

En estos últimos días hemos visto varios indicadores que nos permiten trazar el dibujo de varios problemas juntos que tiene este país y que confluyen en uno sólo: la dificultad para acceder a una vivienda. Son varias cosas, en realidad: es la inflación, la falta de oferta, la precariedad y los sueldos que se pagan, el paro juvenil y la dificultad para emanciparse. Todo va ligado a otra constatación: hemos dejado de tener hijos.

El problema del precio

Todos los datos coinciden en lo mismo: los alquileres, después de un tiempo bajando por la pandemia, están volviendo a subir este año. Alquilar una vivienda es alrededor del 6% más caro que hace un año de media en España, pero la subida en las capitales es mayor. Hablamos de subidas del 10% en Madrid, de más del 10% en la ciudad de Barcelona, cercanas al 15% en Valencia... son datos de los portales Idealista y Fotocasa.

Más información

Se trata de subidas sobre precios ya elevados: según datos oficiales del Ministerio, en Madrid por un piso de solo 66 metros cuadrados nos piden de media 754 euros. Alquilar un piso de 65 metros cuadrados en España cuesta de media unos 670 euros, pero en Barcelona ese mismo pisos nos costaría casi 800; en Sevilla, ese piso sería un poco más grande, 75 metros cuadrados, y el precio medio sería de 575 euros.

El problema de la oferta

Muchos propietarios prefieren alquilar sus pisos a turistas antes que alquilarlos a jóvenes para períodos más largos. Esta semana se han publicado dos estudios que van en esa dirección. Uno de Idealista que concluye que la oferta de habitaciones en pisos compartidos ha caído un 45% en el último año. Otro de Fotocasa explica que muchos propietarios apuestan por el alquiler turística antes que por el alquiler residencial. Cuando llegó la pandemia, 2 de cada 3 pisos que se destinaban a acoger turistas, al no haber turismo, pasó a ofrecerse a familias, jóvenes o amigos... Pasó de ser un piso turístico a un piso para estancias largas. Eso ya se ha acabado y, de hecho, según Fotocasa, el 67% de estos pisos ya ha vuelto a su propósito inicial y vuelve a ser para turistas.

El problema de la emancipación

La edad en la que los jóvenes españoles se emancipan es de las más altas de Europa. Solo el 15% de los menores de 30 años se ha ido de casa de sus padres. Esto dice el Observatorio de emancipación del Consejo de la Juventud. Solo el 15,5% de los jóvenes se había emancipado a finales del año pasado. El principal problema que señala el estudio es que los sueldos de los jóvenes siguen siendo muy precarios y nos les permiten afrontar el alquiler y mucho más complicado la entrada para una vivienda en propiedad. Solo se pueden emancipar los que cobran por encima de la media, tengan un contrato estable y estudios superiores, dice el estudio.

Más información

Estos datos nos siguen situando a los españoles entre los que más tardan de toda Europa en irse de casa. No lo hacemos, según Eurostat, hasta tener más de 29 años cuando la media europea está en los 26 años.

Testimonios

Marta tiene 22 años, es periodista, trabaja becaria en una editorial, cobra 600 euros y lleva un mes buscando piso en Madrid, misión imposible porque parece "un mercado persa": por cada oferta hay ochenta personas detrás solicitando el piso. Lamenta Marta que haya pisos de 50m2 y 3 habitaciones por 1.200 euros al mes. Su última visita fue un piso en el barrio madrileño de Chamberí, cerca de Vallehermoso: "No tiene calefacción y el chico de la agencia me dijo que me pusiera una sudadera". Con sus 600 euros de sueldo, o le ayudan sus padres o es "imposible". Se muda el sábado desde Zaragoza para iniciar la beca pero empezará a vivir en casa de su hermana porque de momento no tiene piso.

Más información

Guillermo y su mujer se casaron el pasado mes de febrero. Son profesores interinos desde el año 2018 en Huelva. Tienen 33 años y serán padres de una niña en noviembre. Se fueron a vivir de alquiler hace 2 años, justo después de que terminara el confinamiento. Hasta entonces vivían cada uno en casa de sus padres. Ahora mismo viven en una casa de unos 60 metros cuadrados con cocina integrada en el salón, en la capital onubense. Una habitación con cama grande y otra habitación pequeña. Pagan 500 euros en una zona próxima al centro de Huelva. Buscan un piso de 3 habitaciones para cuando nazca el bebé pero dice que los precios son una locura y que no sean fijos complica también el contrato de alquiler: "Buscamos lo imposible: 3 habitaciones para el niño que viene en camino, los precios que encontramos son infernales para una ciudad-pueblo como Huelva". Echando mano de ironía, Guillermo lamenta también el estado de los pisos que visita para alquilar: "Les falta literalmente la abuela".

Julen tiene 28 años, un contrato indefinido en su trabajo, donde lleva 1 año y un mes. Vive solo desde octubre en un piso en Bilbao pero busca piso para compartir con un compañero de trabajo. "Me gustaría encontrar una vivienda en la zona céntrica de Bilbao y los alquileres están entre 1.500 al mes por 70 metros cuadrados, o solo una habitación por 800". Se queja de que las inmobiliarias piden "hasta dos y tres meses de fianza, es casi imposible ahorrar".

La vivienda ha subido 30 veces más que los salarios

Carme Arcarazo, portavoz del Sindicat de Llogaters (Sindicato de Inquilinos en defensa de un alquiler justo), señala que los datos apuntan a que la emancipación juvenil cada vez es más difícil y los precios de los alquileres no paran de subir: "Vamos más al límite cada día. El precio de la vivienda ha subido 30 veces más que los salarios en las últimas décadas. Las inmobiliarias piden garantías adicionales a la fianza para acceder a un alquiler y al final para entrar en un piso la gente tiene que poner 2.000 y 3.000 euros".

&quot;En el segundo semestre los precios de la vivienda se estabilizarán&quot;

"En el segundo semestre los precios de la vivienda se estabilizarán"

13:08

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1660749484422/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad