Economía y negocios

El Gobierno convoca a las comunidades autónomas para resolver las dudas sobre la aplicación del plan de ahorro energético

La vicepresidenta tercera, Teresa Ribera, detalla que el decreto no establece el límite de los 27 grados para todos los espacios y asegura que las medidas se aplicarán con flexibilidad, adaptándose a la normativa laboral

La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, durante su comparecencia este lunes en Madrid para informar del nuevo paquete de medidas urgentes para la eficiencia y el ahorro energético. / Mariscal (EFE)

Madrid

El Ministerio de Transición Ecológica y las comunidades autónomas se reunirán el próximo martes por la mañana para aclarar cómo se han de aplicar medidas tales como la limitación de temperaturas en los espacios públicos o el apagado de la iluminación de edificios públicos o escaparates.

El próximo miércoles 10 de agosto entrarán en vigor algunas de las medidas del Plan de choque de ahorro y gestión energética en climatización aprobadas por el Consejo de Ministros. Entre ellas, la limitación de la climatización a un mínimo de 27 grados en verano y 19 grados en invierno, o el apagado de la iluminación de escaparates y edificios públicos a partir de las 22:00, siempre que estos últimos se encuentren desocupados.

Más información

Medidas que están suscitando mucha controversia, no solo a nivel político, sino también en los distintos niveles de la Administración, pues siendo las comunidades autónomas las encargadas de hacer que se cumplan las especificaciones de este Real Decreto Ley, son muchas las que dicen no entender correctamente su aplicación.

Por este motivo, el ministerio de Transición Ecológica ha enviado este viernes cartas a todas las comunidades autónomas para convocarlas a una reunión —previsiblemente telemática, apuntan fuentes del propio Ministerio— que tendrá lugar el próximo martes por la mañana y que reunirá a los directores generales de las distintas autonomías. Una reunión a la que, por parte del Ministerio, acudirá el director general del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), Joan Groizard.

Aplicación con flexibilidad

No se trata de un encuentro para adaptar la norma que ya ha sido aprobada, puntualizan estas mismas fuentes, sino que lo que se busca es aclarar cuál es la correcta implementación de la misma, especialmente, en lo relativo a las temperaturas de los espacios públicos cerrados.

Una regulación que, por cierto, según ha señalado la vicepresidenta tercera Teresa Ribera en una entrevista en Onda Cero, no establece un mismo límite —el de los 27 grados como mínimo— para todos los espacios. “Están pensadas para edificios de uso público, con flexibilidades, porque es obvio que no es lo mismo trabajar en una oficina que trabajar en una peluquería o trabajar en una cocina”, ha explicado Ribera.

Flexibilidades que, según recoge la propia norma publicada en el Boletín Oficial del Estado, se establecerán en función del Real Decreto 486/1997, de 14 de abril, por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud en los lugares de trabajo, que establece que “la temperatura de los locales donde se realicen trabajos sedentarios propios de oficinas o similares estará comprendida entre 17 y 27 ºC”, mientras que la de aquellos donde “se realicen trabajos ligeros estará comprendida entre 14 y 25 ºC”.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad