Código de BarrasCódigo de Barras
Gente

El destino de la maleta perdida que nadie reclama en el aeropuerto

25 millones de personas pierden sus maletas al año en todo el mundo, según un informe elaborado por la empresa de servicios para el transporte aéreo SITA

El destino de la maleta perdida que nadie reclama en el aeropuerto

El destino de la maleta perdida que nadie reclama en el aeropuerto

09:35

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1657880866740/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Madrid

La llegada del verano viene acompañada de vacaciones, viajes y, como no, maletas y aeropuertos. Según un informe elaborado por SITA en 2021, una empresa de telecomunicaciones que ofrece servicios informáticos a compañías de transporte aéreo, cerca de 25 millones de personas pierden sus maletas al año en todo el mundo. La principal causa por la que se extravía tanto equipaje es el intercambio de datos entre las diferentes compañías aéreas, a pesar de que se están mejorando los sistemas con el uso de big data, "casi el 40% de las maletas que se pierden lo hace en vuelos con escalas", asegura Ricardo Fernández, director general de Destinia, la agencia de viajes online.

El Convenio de Montreal es la normativa internacional que se encarga de regular la gestión del equipaje perdido en los aeropuertos. Según este acuerdo, la maleta debe permanecer hasta 21 días en los almacenes de las terminales y si pasado ese plazo nadie reclama la maleta, este objeto se considera un bien enajenado. Del 40% de las maletas que se pierden, el 69% regresa a su dueño con retraso, el 27% regresa a su dueño aunque con daños y el 4% jamás regresa a su dueño y se dan completamente por perdidas, según el informe de SITA.

En busca de una segunda oportunidad

La gestión del equipaje perdido no reclamado queda en manos de las aerolíneas, de forma que cada una de ellas es responsable del destino del equipaje enajenado. En el caso de la compañía Ryanair, confesaba al diario Las Provincias en 2018 que las maletas perdidas no reclamadas se donaban a ONGs locales, aunque no han hecho posible la actualización de esta información. De quien sí sabemos el destino de sus maletas perdidas no reclamadas es de Iberia, la compañía aérea las dona al Grupo Envera.

Punto de Inclusión del Centro Comercial de Islazul.

En Envera los objetos perdidos enajenados llegan a su centro de reciclaje de Colmenar Viejo, allí se clasifican los bultos dependiendo del estado y el valor añadido de los mismos. Los objetos de mayor valor son desinfectados y enviados hasta Punto de Inclusión, un local donde trabajadores con discapacidad como Andrés venden desde una tabla de surf hasta un traje de marinero para la comunión. "El precio de venta es simbólico, la tónica es vender un 70% más barato que el precio original en el mercado", explica Virginia Ródenas, responsable de comunicación del Grupo Envera.

Traje de comunión de niño en Punto de Inclusión.

Además, en estos locales cuentan con una sección de lujo donde se colocan aquellos objetos de marcas reconocidas como Prada, Louis Vuitton o Gucci. Andrés nos enseñaba un par de zapatos de hombre de la marca Louis Vuitton que se venden a 160 euros, cuando el precio de mercado sobrepasa los 800 euros. "El objetivo de los precios bajos es incitar a la gente a que realice una donación", explica Virgina Ródenas.

A pesar de vender productos de todo tipo, desde Punto de Inclusión señalan como 'producto estrella' los carritos de bebés, de hecho, Andrés y Virginia reconocen ser "proveedores oficiales" de este tipo de productos. En en local del Centro Comercial de Islazul podían distinguirse hasta tres modelos diferentes, uno de ellos la última novedad de la marca estadounidense Baby Trend, valorado en más de 300 euros y vendido por 100.

Carrito de bebé en Punto de Inclusión.

"En cifras prepandemia nos llegaban cerca de 18.000 bultos, ahora, tras la pandemia, nos llegan unos 6.000 bultos", explica Virginia. El elevado volumen de objetos perdidos hace que en Envera nunca dejen de sorprenderse al abrir una nueva maleta extraviada porque, como puntualiza Virginia, "son cosas de las que nadie quiso separarse nunca" y, desde luego, anécdotas no les faltan.

Una clienta en Punto de Inclusión.

El Grupo Envera apuesta por la economía circular, la inclusión y las segundas oportunidades para las maletas y también para las personas, porque con estos Puntos de Inclusión, Envera ha generado más de 40 puestos de trabajo para personas con discapacidad. Un proyecto pionero en Europa que pretende extender sus principios de reciclaje, sostenibilidad y economía circular mucho más allá de las fronteras de cualquier aeropuerto.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad