Reportajes
Sociedad

"Está súperimposible": la búsqueda desesperada por encontrar casa para comprar o alquilar

La euforia en el mercado inmobiliario dispara los precios pero no hay peligro de burbuja

Reportaje EP24 | Busco piso: misión imposible. El fantasma de la burbuja

Reportaje EP24 | Busco piso: misión imposible. El fantasma de la burbuja

05:48

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1654864308896/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Algo se mueve a velocidad de vértigo. Estamos comprando y alquilando casas como si no hubiera un mañana y lo que falta es mercado. Lo que falta son casas -sobre todo de obra nueva- y de ahí la subida de precios. "La búsqueda de piso está horrible porque todo está súpercaro, no hay nada que nos encaje y está siendo misión imposible" sentencia Judit. Tomás comparte juventud, experiencia y ciudad: "quería vivir solo pero al final me voy con dos amigos porque los precios son imposibles. Ósea, yo para vivir solo tendría que vivir a casi 40 minutos de coche de Barcelona". Paula se extiende en el calificativo: "está super super super imposible. Un piso de 50 metros cuadrados con una sola habitación y la cocina rollo loft compartida con el comedor, súperantiguo y viejo, te cuesta 800 o 900 euros en cualquier barrio. Entonces, súpedescartado".

Más información

Efervescencia general

La euforia en la compra-venta de viviendas afecta directamente al alquiler. Lo que falta es oferta, lo que faltan son casas y lo que sobra es demanda. Hemos empezado en Barcelona, pero la efervescencia se extiende por todo el país: "estoy buscando un piso para vivir aquí en Zaragoza y ahora mismo desde mi punto de vista es inviable. Los precios en los últimos meses han subido en torno a un 30% y lo peor de todo es que se venden, que hay gente que los compra". Martín seguirá de alquiler e invertirá en una casa no para vivir, sino para alquilar, hacer caja y comprar más adelante.

Desciende la compra venta de viviendas en Palencia / Getty Images

Todos los informes apuntan a Valencia como una de las zonas que sufre de manera especial el encarecimiento. Luis Hernández comparte piso con otras 4 personas. A sus 34 años quiere vivir solo pero... "lo que te encuentras cuando llamas a inmobiliarias es que siempre te piden seguro de impago. Siempre te piden cobrar 3 veces lo que cuesta el piso y tener un contrato indefinido. Claro, si yo estoy buscando los pisos más baratos de Valencia y me están pidiendo tener una nómina de 1.800 euros". Y es que a medida que crece la demanda no solo aumenta el precio... De la mano van los requisitos. Tendencia que recogen pocas encuestas pero que también se extiende por todo el país. Se llama Clara: "En Bilbao me están pidiendo hasta 450 euros por una habitación totalmente normal que ni siquiera está en el centro. Pero es que además para mi sorpresa me está pidiendo contrato de trabajo de mínimo seis meses, me están pidiendo nóminas, me están pidiendo que me avalen los padres y además fianzas de dos meses, alquiler aparte". Erika comparte la necesidad de muchos buscadores de piso de evitar las inmobiliarias para sortear exigencias y costes: "me muevo por el boca a boca y por los pocos anuncios que todavía pone algún particular en las ventanas de las casas".

No hay peligro de nueva burbuja y los precios terminarán bajando

Los expertos aseguran que no hay peligro de nueva burbuja porque cuando estalló la gran crisis había un exceso de obra nueva y ahora justo lo que falta es eso: viviendas a estrenar -ni siquiera hay suelo disponible después de años de parón-. Si sumamos que han subido los materiales, la energía y hasta la mano de obra tenemos el cóctel perfecto al que solo le faltaba un único elemento: la demanda que ha sido la palanca que ha activado este efervescente mercado "es verdad que en momentos de euforia de mercado es más fácil que los precios tiendan a incrementarse más rápidamente porque la gente quiere subirse al carro de vender a precios elevados porque todos queremos vender nuestra vivienda más cara, pero eso debe tener una corrección" apunta Susana de la Riva, portavoz de Tinsa, la tasadora líder de este país que ha comprobado como la pandemia ha generado ahorro por un lado -tampoco había mucho donde gastar y ante tanta incertidumbre el ladrillo ha recobrado valor como refugio- ; pero hay algo más, algo mucho más vital que nos dejó el confinamiento y es que el espacio se valora de otra manera "muchos compradores descubrieron en esa época que su casa no tenía las condiciones de comodidad que requerían. Entonces surgió la necesidad de buscar viviendas más grandes, más luminosas y con zonas comunes". Justo eso explica explica otras subida más específicas según Ángel Gaona uno de los responsables de Estudio Home, una inmobiliaria del norte de Madrid "la terraza se ha valorado mucho más y se cotiza mucho más. Los precios de los pisos que tienen terraza han subido más del 20% incluso"

Cartel anunciador de alquiler de viviendas con un bloque de pisos al fondo. / EFE

Si miramos el futuro todo apunta a que la inflación se va a mantener, lo que va a erosionar los bolsillos de quien no es un gran comprador y viene subida de tipos en las hipotecas; lo que parece va retraer la demanda y por tanto los precios.

Huelva is different

Hay un último factor: el de lo inexplicable. Semejante situación se da en Huelva que se lleva el premio a la mayor subida interanual del precio del alquiler, alrededor de un 40% : "ha subido una burrada que sí es que es verdad que puede ser que viniéramos de precios muy bajitos. ¿A qué obedece? No tengo ni idea". Se pregunta y se contesta a sí mismo Fernando profesional del mercado inmobiliario en esta ciudad y que insiste en que la oferta y la demanda -las diosas del mercado- permanecen invariables. La razón, intuye Fernando, es otra: "Huelva no es Nueva York. Esto es una ciudad que no llega a 150.000 habitantes y de una clase media, media-bajita-normal. Que no es un problema de que haya venido más gente. Eso a los dueños de los pisos les da igual. Ellos han leído que la vida está más cara y si ahora el piso me salía por 500, ahora que se ha ido el inquilino lo pongo en 600 y ya está".

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad