Hora 25Hora 25
Sociedad

"Esto es lo que escuchan y ven los terroristas": entramos en la unidad de eliminación de propaganda yihadista y de grupos violentos

Toñi Fernández entra en el Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado

Reportaje EP33 | ¿Cómo la policía intercepta la propaganda terrorista?

Reportaje EP33 | ¿Cómo la policía intercepta la propaganda terrorista?

06:46

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1660211592293/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Madrid

Todavía no tiene nombre de manera oficial, ni siquiera está anunciada su creación, pero una unidad de policías y guardias civiles se encarga desde hace algunos meses de rastrear e iniciar el proceso de eliminación de cualquier contenido terrorista, sea yihadista o de grupos de extrema derecha o izquierda. Subrayan que son grupos violentos que nada tienen que ver con los partidos políticos de representación parlamentaria. Entramos en el Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado.

El edificio no aparece en los mapas, las medidas de seguridad incluyen aquellos detectores de explosivos que buscan en los bajos de los coches y que nos trasladan a otra época. Las puertas de acceso en cada planta están completamente selladas y frente al ordenador uno de los agentes: "Esto es lo que consume una persona en español que se está radicalizando, esto es lo que le gusta ver". En la pantalla aparecen imágenes de detenciones con giros para intentar hacer creer que no les han hecho daño. También fotografías del metro de Madrid . "Quieren hacer ver que son una amenaza. Lanzan mensajes a otros terroristas que se están radicalizando. Estamos trabajando permanentemente para, por un lado, retirar estos contenidos y, por otro lado, para detener a los que los difunden y a los que los editan".

Son policías y guardias civiles coordinados a nivel europeo para cortar la difusión de este tipo de propaganda lo más cerca posible de su raíz. De poco sirve actuar si su extensión ha conseguido el adjetivo de "masiva".

Yihadismo

El terrorismo yihadista dedica importantes recursos a extender un mensaje que busca adeptos a través de la red. De la pantalla al terror solo a base de clicks. "Para que veáis que cuentan con muchos medios, usan sus infografías, sus imágenes entre 3D en movimiento. Estado Islámico no deja que cualquiera modifique sus producciones", explican. Algunos de sus videos son de gran calidad. Cuentan con productoras propias, otras subvencionadas, traductores y un ejército de followers; así que se trata de buscar, de saber buscar "lo más importante es la capacidad del analista para ponerse en la piel de quien busca ese contenido y de quién lo difunde"

En esta unidad solo se monitorizan canales abiertos. El seguimiento sirve para obtener información -lo que aquí se denomina 'trabajo a nivel inteligencia'- de cara a evaluar posibles amenazas y pedir a las plataformas la retirada de esos mensajes llegado el caso. No hay problema con las grandes tecnológicas, ya que este tipo de contenido va contra sus propias condiciones de uso y, por tanto, son los primeros interesados en protegerse. "Google, Facebook, Twitter. Estos son los grandes prestadores y retiran motu proprio muchos más contenidos de los que nosotros seríamos capaces de notificarles. El problema lo tenemos habitualmente con pequeños prestadores que, a pesar de lo que puedan aparentar, no tienen medios ni personal suficiente para ejercer este control", cuenta el responsable de esta unidad.

El peligro de la propaganda extremista violenta o yihadista es que llegue al gran público. "El peligro es la gran difusión porque es con la que pueden conseguir radicalizar a un porcentaje -aunque sea ínfimo- de personas y llevarlas a cometer un atentado", señalan. Hoy la retirada es un acto voluntario por parte de las plataformas, pero a partir del 7 de junio esa retirada será obligatoria en un plazo máximo de 1 hora. Cada operador podrá elegir entre bloquear el contenido o eliminarlo y es mucho más barato lo segundo.

Suena NSBM, National Socialist Black Metal

Es la perturbadora banda sonora de muchos de los contenidos con que los que la extrema derecha y la extrema izquierda violentas buscan ganar adeptos y reforzar a los ya existentes. Esta banda en concreto, 'Absurd', es alemana, de corte fascista y está catalogada como peligro público. "Lo que sí estamos viendo es que los grupos de extrema derecha violenta están en aumento y miramos a nuestros vecinos del norte de Europa, a EEUU o Canadá para ver qué nos puede deparar el futuro. Tenemos la fortuna de que vamos por detrás y podemos aprender para estar preparados. Lo que está prohibido en Alemania nosotros lo propondremos para su retirada. Lo que está prohibido en Austria, igual" explica la encargada de rastrear este tipo de violencia, dejando muy claro -lo repiten una y otra vez- que estos extremismos violentos nada tienen que ver con partidos de representación parlamentaria.

A la hora de retirar contenido, la línea en los extremismos violentos es más difusa que con el terrorismo. "Hay ámbitos en los que no hay debate ni discusión. Estamos hablando de locos, de terroristas". Con todo, estamos muy lejos de otros países y es complicado que el contagio nos llegue con fuerza. En EEUU el problema es grave... aquí nos aseguran que no.

Antes de abandonar esta unidad, un detalle. El responsable nos desvela que están detectando nexos comunes entre el terrorismo yihadista y la extrema derecha violenta: "Existe una cierta área de solape entre los yihadistas y los grupos neonazis. Difícil de entender, pero los radicalismos al final se tocan".

La buena noticia es que la retirada de esos contenidos y la anulación de sus cuentas les provoca un daño que por el momento son incapaces de neutralizar.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad