La VentanaLa opinión de Carles Francino
Opinión

El país campechano

"Si fue capaz de pedir perdón por largarse a cazar elefantes cuando sus súbditos las pasaban canutas, y pidió perdón porque le pillaron, no estaría de más que ahora, cuando se han conocido -no sé si todos- sus tejemanejes con el dinero... en fin, que mostrara un poco de arrepentimiento", la opinión de Carles Francino

El país campechano

El país campechano

Madrid

No tengo ninguna intención de dar mucho más la brasa con el tema del rey emérito, que bastante nos ha crujido ya... aunque tampoco podemos ignorarlo. Porque sería como simular que vivimos en otro país; o en otro planeta. Y no es el caso. Yo creo que a estas alturas quien más quien menos, tiene una opinión formada sobre Juan Carlos I. A mí personalmente me cabrea mucho que este sea un país de ciudadanos... pero también de súbditos, porque si no es así no sé en qué categoría encajan los gritos de "viva el rey", en Sanxenxo. Y me cabrea aún más que este señor, el emértio, digo, se crea con derecho a pasearse por ahí como si tal cosa, sin explicar ni justificar nada.

Hombre, si fue capaz de pedir perdón por largarse a cazar elefantes cuando sus súbditos las pasaban canutas, y pidió perdón porque le pillaron, no estaría de más que ahora, cuando se han conocido -no sé si todos- sus tejemanejes con el dinero... en fin, que mostrara un poco de arrepentimiento. Pero es mi opinión, tampoco pretende convencer a nadie. Lo que más me preocupa -y más me jode- es que todo este lío supone la enésima confirmación de que las dos españas emergen cada día con más fuerza. No hay manera de superar eso. Y encima, al menos en este caso, por culpa de un rey campechano.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad