Cine y TV

"Nunca he dicho que no": Nacho Guerreros revela su experiencia trabajando en un teléfono erótico antes de llegar a televisión

Nacho Guerreros es uno de los pocos actores que permanecen desde el primer capítulo de 'La que se avecina'

Madrid

Nacho Guerreros no siempre se ha dedicado al mundo de la interpretación. A pesar de que le recordamos por series como Aquí no hay quien viva, donde interpretó a José María durante 20 capítulos, y La que se avecina, donde da vida a Coque desde 2007, el riojano ha ejercido muchos otros trabajos antes de poder ganarse la vida como actor. Así se lo ha confesado a Toñi Moreno en el programa Déjate querer, donde ha revelado que su trayectoria laboral comenzaba en el campo junto a su padre cuando todavía no había alcanzado la mayoría de edad.

Más información

A raíz de esta primera experiencia aprendió que todo esfuerzo tiene su recompensa y que hay que trabajar duro para poder aspirar a todas aquellas cosas que nos propongamos. A partir de entonces, el riojano ha ejercido una infinidad de trabajos hasta llegar finalmente al mundo de la interpretación: "Tengo veintitantos años cotizando para la Seguridad Social". Sin embargo, el actor reconoce que podrían haber sido muchos años más si le hubieran contabilizado el tiempo que trabajó sin contrato para distintos bares y restaurantes como camarero.

Nacho Guerreros revela que trabajó en un teléfono erótico antes de trabajar en televisión

Después de hablar sobre estas dos primeras experiencias laborales, el actor de La que se avecina ha reconocido que trabajó con personas con discapacidad durante seis años y que tuvo su propia empresa. ¿Y a qué se dedicaba? Tal y como le ha contado a Toñi Moreno, tenía una tienda de decoración: "Era una galería de arte muy cerca de la Plaza Mayor". A continuación, y para sorpresa tanto para la presentadora como para el público allí presente, Guerreros ha explicado que también trabajo durante un breve periodo de tiempo en un teléfono erótico. Algo que sorprendía a la presentadora, quien no daba crédito ante lo que le estaba contando su invitado: "¿Perdón?".

Tras la incredulidad del público, la presentadora se interesaba más por aquel episodio de su vida: "Voy a seguir por ahí porque me lo están pidiendo. A mí no me interesa en absoluto lo del teléfono erótico porque me parece que no tiene importancia en la carrera de Nacho". Sin embargo, Moreno demostraba que se moría de ganas de conocer este pasaje de la vida del actor que, no obstante, recuerda que fue muy corta: "Trabajé muy poco tiempo, pero ahí está". Después de preguntarle cómo era su trabajo, Nacho Guerreros lo recuerda como una terapia: "La gente llamaba para descargarse y ahí estaba yo".

"Yo siempre he sido muy trabajador, nunca he dicho que no"

Entre otros momentos de esta breve pero intensa etapa, Nacho Guerreros recuerda el día que le llamó una pareja de hermanos. A continuación, Toñi Moreno le ha preguntado si quisieron tener sexo telefónico con él y el actor riojano ha reconocido que cumplió los deseos de la pareja: "Yo siempre he sido muy trabajador, nunca he dicho que no". Después de asegurar que nunca ponía 'peros' a las condiciones de las personas que estaban al otro lado del teléfono, Toñi Moreno le ha propuesto emular una de aquellas llamadas: "Yo me debo a mi público".

De esta manera, el actor ha mostrado sus dotes al teléfono para protagonizar uno de los momentos de la noche. Pero no el único. Y es que, tal y como pasaría más tarde, el actor tuvo la oportunidad de sorprender a dos grandes seguidores de La que se avecina. Una serie que, tal y como le confesaban a la presentadora del programa, eran como una inspiración para sus vidas. Por esa misma razón, y en cuanto vieron al actor al otro lado de la pantalla, se fundieron en un abrazo con él para protagonizar un momento precioso.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad