Fútbol

El Rey León deja de rugir: Fernando Llorente abandona el fútbol

Después de una longeva carrera de casi dos décadas, ha decidido poner punto final al llevar más de medio año sin equipo

Fernando Llorente celebrando un gol con el AthleticEFE

Una retirada silenciosa. Sin comunicados y sin declaraciones. Fernando Llorente, el Rey León, deja el fútbol. Cuelga las botas. Después de una longeva carrera de casi dos décadas, ha decidido poner punto final. Un riojano de Rincón de Soto, aunque nacido en Pamplona, con un palmarés brillante donde, entre otros triunfos, figuran un Campeonato del Mundo (2010 en Sudáfrica) y una Eurocopa (2012 en Polonia y Ucrania), tres “Scudettos”, una Europa League (con el Sevilla), dos Supercopas de Italia y dos subcampeonatos de la Champions (uno con la Juve y otro con el Tottenham)

Más información

Grandes equipos

Fernando Llorente dio sus primeros pasos futbolísticos en el Athletic, equipo al que llegó con tal solo 11 años. Recaló en Lezama para ingresar en las categorías inferiores del conjunto rojiblanco. Fue subiendo peldaños hasta alcanzar el primer equipo en la temporada 2004-2005. Hasta entonces, su calidad había marcado distancias con el resto de sus compañeros. Un delantero centro alto, con un remate de cabeza fantástico y una técnica notable le catapultaron a un primer equipo en el que Ismael Urzaiz comenzaba a acusar los años.

Dejó el Athletic para recalar en la Juventus de Turín. Le costó un mundo entrar en los planes de la “Vecchia Signora”, hasta tal punto que algún periódico se preguntó si lo habían fichado simplemente por ser guapo.

Portada dedicada al entonces jugador de la Juventus

De Italia, de nuevo a España. Viajó cedido al Sevilla, donde tampoco tuvo demasiado recorrido. Tras acabar su contrato con la Juve, buscó suerte en Inglaterra, en la Premier. Recaló en el Swansea, su mejor año, donde sumó quince goles que le sirvieron para que Mauricio Pochettino se lo llevara al Tottenham, donde nuevamente el ostracismo se apoderó del jugador.

Eso sí, en su haber queda aquel gol marcado al Manchester City en las semifinales de la Champions y que clasificó a su equipo para la final de la Copa de Europa, que después perdería frente al Liverpool.

Regreso a Italia y a España

De Inglaterra, de nuevo a Italia. Probó suerte en el Nápoles y Udinese. Su carreta estaba ya de capa caída y el delantero no logró los resultados deseados.

Fernando Llorente puso el punto final a su etapa profesional a muy pocos kilómetros de donde comenzó. Fue en Ipurua, en el campo de un Eibar que militaba en Segunda división. Tampoco consiguió triunfar en el conjunto armero, donde estuvo más tiempo en el banquillo que sobre el verde. Su estrella se fue apagando de tal manera que el delantero, ahora sin equipo, ha decidido finalizar su carrera como futbolista profesional.

Salida polémica de Bilbao

Llorente debutó con el Athletic el 16 de enero del 2005 en un partido contra el Espanyol en San Mamés. Jugó de titular con el dorsal 32 y Valverde en el banquillo de la Catedral. Su primer gol llegó tres días después, en una eliminatoria de Copa frente al Lanzarote. Aquel día Llorente marcó su primer “hat trick”.

El riojano logró 118 goles con la escuadrada rojiblanca a lo largo de 333 partidos y 9 temporadas. Dejó el Athletic en el 2013, en una campaña en la que, abroncado por la grada cada vez que salía a calentar, disfrutó de pocos minutos y de mucho banquillo. Marcelo Bielsa apenas le permitió jugar unos pocos encuentros a final de temporada. Sabiendo que no iba a renovar con el club de Ibaigane, el banquillo fue el lugar en el que el delantero pasó casi todo el curso futbolístico.

En enero de ese año, antes de finalizar la temporada, la Juventus de Turín hizo pública la intención de contratar al jugador que quedaba libre el 30 de junio.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
  •  
Ver todos los boletines
  •