Sociedad

La víctima del crimen de Castro consumió Diazepam, pero "no se sabe" cuánto

Esta perito que ha testificado en el juicio ha sido propuesta por la defensa de la acusada, para la quien la fiscalía pide 25 años de cárcel por asesinar a su novio, un vizcaíno de 67 años, en febrero de 2019 en Castro Urdiales y supuestamente entregar a su cráneo en una bolsa a una amiga.

La acusada por el crimen en Castro Urdiales en una sesión del juicio

Bilbao

La víctima del crimen de Castro Urdiales consumió Diazepam entre una hora y tres días antes de morir, pero según la perito psiquiátrica, que ha declarado en el octavo día del juicio contra la pareja del fallecido, "no se puede determinar la cantidad" de fármaco que tomó.

Esta perito ha sido propuesta por la defensa de la acusada, para la quien la fiscalía pide 25 años de cárcel por asesinar a su novio, un vizcaíno de 67 años, en febrero de 2019 en Castro Urdiales y supuestamente entregar a su cráneo en una bolsa a una amiga.

La Fiscalía considera, en su escrito de acusación, que Carmen Merino asesinó a Jesús María Baranda con alevosía porque le suministró una dosis alta de Diazepam para adormecerle y matarle.

La acusada declaró, en la primera sesión del juicio con jurado popular que se celebra en la Audiencia de Cantabria, que ella tomaba ese fármaco por prescripción médica y aseguró que su novio lo tomaba a veces para ayudarle a dormir.

Positivo en Diazepam

Según apuntó la autopsia del cráneo, el análisis del tejido blando que se encontró en la cabeza de la víctima, la única parte del cuerpo que se ha encontrado, daba positivo en Diazepam.

La perito psiquiátrica, al igual que las técnicos farmacológicas que declararon este lunes, ha señalado que de ese análisis no se puede inferir la cantidad de medicamento que tomó la víctima.

Más información

Y ha explicado que a partir de una dosis de 40 mililitros-gramo de ese fármaco se podría empezar a sentir efectos no deseados en el paciente y, además, esos efectos serían mayores en una persona que no lo tome habitualmente.

La fase pericial del juicio ha terminado este miércoles y mañana, jueves, las partes expondrán sus conclusiones e informes al jurado popular.

Antes de esos informes, las partes han trasladado al Jurado las pruebas documentales que consideran de especial relevancia para el caso, como diferentes datos económicos de la víctima y la acusada; el historial de compras de cajas de Diazepam de 30 comprimidos de 10 mililitros-gramo; o los mensajes que envió, supuestamente, Jesús Mari a sus amigos después de desaparecer.

También se les ha recomendado leer el testamento de la víctima; la vida laboral de la acusada y su histórico penal o una transcripción de una conversación entre Carmen Merino y su hijo en un bis a bis en la cárcel de El Dueso, donde lleva tres años en prisión provisional desde que se encontró el cráneo de su pareja.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad