Sociedad
Reportaje

Los vecinos del barrio de Solokoetxe denuncian el cierre de su histórico ascensor

El pasado mes de junio el ascensor de Solokoetxe cerro sus puertas después de 87 años prestando servicio a sus vecinos

Los vecinos del barrio de Solokoetxe denuncian el cierre de su histórico ascensor

Los vecinos del barrio de Solokoetxe denuncian el cierre de su histórico ascensor

01:15

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1661761520733/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Bilbao

"Cada vez que tengo que bajar del barrio me veo obligado a subir y bajar escaleras", es una de las frases más repetidas durante los últimos dos meses entre los vecinos del barrio bilbaíno de Solokoetxe. El pasado 19 de junio el ascensor cerró sus puertas de manera repentina, con apenas unos pocos días de antelación por falta de viabilidad económica.

Ahora 205 escalones separan el barrio de Solokoetxe con el Casco Viejo. Los vecinos denuncian que en el barrio vive mucha gente mayor con movilidad reducida que ahora tienen dificultades para acercarse al centro. Además, allí se ubican una serie de servicios como un colegio, un ambulatorio y una escuela de música a la que acuden usuarios de distintos puntos de Bilbao. "Hay gente que está aislada en el barrio", manifiesta Koldo Izquierdo, uno de los portavoces de la plataforma 'Solokoetxe Irisgarria' en declaraciones para Radio Bilbao. Se trata de una agrupación vecinal que reivindica la reapertura y remodelación del antiguo ascensor.

Solución

Ante esta problemática, en el corto plazo el Ayuntamiento ha puesto una lanzadera por el mismo precio que costaba utilizar el ascensor para facilitar la movilidad de los residentes del barrio con un autobús que conecta el número 8 de la calle Iturribide con el 17 de Solokoetxe. Según el consistorio, este autobús estará operativo hasta que se construyan los dos nuevos ascensores que hay proyectados para el barrio. Sin embargo, algunos vecinos no están contentos con esta solución: "El autobús queda bastante limitado en cuanto a su capacidad". Explican que cuando hay varias sillas de ruedas o coches de bebés tienen problemas para acceder al autobús. Además, su frecuencia es cada 30 minutos y tienen que estar "controlando". Mientras que con el antiguo ascensor la espera era de apenas unos minutos.

El Ayuntamiento ya está licitando la construcción de los dos nuevos ascensores que conectarán Solokoetxe con el centro de Bilbao. Aunque desde la plataforma, Izquierdo no cree que sea la solución más acertada, apuestan por la reapertura del histórico elevador: "Entendemos que el nuevo ascensor va a tener mucha menor capacidad y va a crear una serie de puntos negros". Por estas razones, según la plataforma, ya han presentado sus alegaciones y se han reunido en varias ocasiones con el Ayuntamiento para hacerles llegar sus propuestas de reapertura.

En la misma línea, Koldo Izquierdo cree que los nuevos ascensores que podrían estar construidos a finales de 2023, se convertirán en un atractivo turístico: "Será un ascensor que sube desde el Casco viejo hasta Solokoetxe con vistas sobre Bilbao y va a estar ocupado mayoritariamente por turistas en épocas de vacaciones", por lo que podría entorpecer el servicio que prestaría a los residentes de la zona.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad