Actualidad

Aparece un pingüino en una playa de Alfàs del Pi

El ave marina quedó atrapada en el sedal de un pescador que la ha devuelto al mar en la playa alicantina del Albir, la misma en la que hace meses un jabalí salió del agua y mordió a una mujer

Un pingüino vuelve al mar después de ser encontrado por un pescador en la playa del Albir, en l'Alfàs del Pi

L'Alfàs del Pi

Después de que un jabalí saliera del agua en la playa del Albir mordiendo a una mujer de 67 años y provocando el caos en un camping de la zona en el mes de junio, este jueves un pescador ha encontrado en esta misma ubicación de l'Alfàs del Pi (Alicante) a un pingüino atrapado en su sedal.

El hombre ha contado a Radio Benidorm que estaba intentando atrapar lubinas cuando lo encontró en su anzuelo: "No estaba del todo clavado, lo tenía cogido con el pico, porque cuando llegó a la orilla lo soltó, le grabé un vídeo y rápidamente volvió al agua".

Un raro descendiente de pingüino visto en una playa de l'Alfàs del Pi (Alicante)

Este pescador valenciano que prefiere no dar su nombre conoce desde niño el litoral y desde su experiencia confirma los efectos del cambio climático: "Cada vez veo menos vida". Este viernes el pingüino sigue nadando en la bahía y nadie ha podido pescar en la zona. Al ser un animal depredador el resto de peces se han alejado del área: "Cualquier persona que quiera verlo puede venir al Albir, yo creo que se va a aquedar por una temporada", ha sugerido.

Se trata, en concreto, de una especie única en su género: el alca común (Alca torda). Según la organización SEO Bird Life, a pesar de no reproducirse en el litoral español, esta ave marina resulta el álcido más frecuente en nuestro país a lo largo de la invernada, época en la que un buen número de ejemplares jóvenes e inmaduros permanecen cerca de las costas atlánticas y mediterráneas, a las que acuden hacia el mes de octubre y abandonan en marzo.

El ecosistema de la Serra Gelada

Más información

Entre las bahías de Benidorm y Altea encontramos la elevación montañosa de la Serra Gelada, uno de los ejemplos más singulares de sierras litorales de toda la Comunitat Valenciana.

Esta sierra y los fondos marinos que la rodean conforman un conjunto de ecosistemas de incalculable valor ecológico y ambiental, que unido a la riqueza cultural e histórica de su entorno, llevó a su declaración en marzo de 2005 como Parque Natural marítimo-terrestre (el primero de su categoría), abarcando una superficie total protegida de 5.564 hectáreas, de las que el 88 % corresponden al medio marino.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad