Hoy por Hoy Locos por ValenciaHoy por Hoy Locos por Valencia

El sitio de València desde la calle del general Prim

Después de meses de asedio desde su campamento en Russafa, Jaume I logró la capitulación del rey Zayyan y la conquista de la ciudad de València, que se hizo efectiva un 28 de septiembre de 1238. Una lápida en la actual calle del general Prim nos recuerda este hecho histórico.

Luis Fernández nos lleva al lugar donde se recuerda la Conquista de València

Luis Fernández nos lleva al lugar donde se recuerda la Conquista de València

05:34

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1664378397316/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Valencia

La calle del general Prim es una pequeña vía del núcleo histórico de Russafa, conocida antiguamente como calle del Convento, que va desde la plaza del doctor Landete hasta Pedro III el Grande, cuyo trazado es herencia directa del antiguo camino de Monteolivete que, partiendo en diagonal desde el propio camino de València – ahora calle Ruzafa- a la altura de la tradicional plaza del Contraste, pasaba por enfrente del Convento de Nuestra Señora de los Ángeles –el convento que le daba nombre- en dirección sureste en busca de dicho poblado de Monteolivete. Un espacio urbano que además acoge uno de los lugares preeminentes para la memoria del pueblo valenciano, ya que en ese punto de Russafa estuvo acampado el rey Jaume I durante el asedio a la ciudad de València que finalizó un 28 de septiembre de 1238 con la capitulación del rey moro Zayyan y con la entrada del rey conquistador a la ciudad pocos días después, el 9 de octubre, festividad de Sant Donis. Este hecho histórico es recordado en un azulejo colocado sobre la fachada del convento, que reza: "En este lloc de Russafa va estar situat el Real de Jaume I on se signà pel Rei Zayyan, la rendició de València el 28 de setembre de 1238. El Rei Jaume I entrà triunfalment en la ciutat el 9 d’octubre, dia de Sant Donis".

Esta calle del Convento pasó a denominarse en el siglo XIX como calle del general Prim en honor a Juan Prim y Prats (Reus, 1814 – Madrid, 1870), un gobernante y militar liberal español que llegó a alcanzar la presidencia del Consejo de Ministros gracias a su prestigio como jefe audaz al frente de distintos gobiernos y capitanías generales, y por su ferocidad implacable en las innumerables contiendas decimonónicas en las que participó, como la Carlista o la de Marruecos. En la València de mediados del siglo XIX, donde Prim tenía muchos adeptos, protagonizó alguno de sus episodios más sonados. Entre 1865 y 1867 fue el abanderado de diversos pronunciamientos contra el gobierno moderado de Narváez e Isabel II. Cuando preparaba el alzamiento en 1865, vino disfrazado a València en el mes de junio – cuenta la leyenda que incluso se escondió en una bota de vino- pero al ver que su intentona fracasó, tuvo que huir a Navarra y de allí pasar a París. De nuevo en 1867, estando conspirando en Bruselas junto a los progresistas, entre ellos muchos valencianos, llegó a nuestra ciudad un 14 de agosto, pero esta vez tampoco fue secundado y tuvo que huir de nuevo. Por fin en septiembre de 1868, el pronunciamiento del general Prim triunfó, en la que se conoció como Revolución Gloriosa, dando comienzo al Sexenio Democrático, el primer intento en la historia de España de establecer un régimen político democrático. Pero Prim fue asesinado a los dos años en Madrid, siendo el primer magnicidio en la historia española contemporánea. Fue entonces cuando el Ayuntamiento de Ruzafa, eminentemente liberal y partidario del general Prim, y que en ese momento era un municipio independiente de Valencia, acordó rotular en su honor una calle del poblado.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad