Hoy por Hoy ToledoHoy por Hoy Toledo
Opinión

Sequías persistentes

El impacto es ya reconocible en el sector de la agricultura, ganadería y de la caza en nuestra región

Sequías persistentes - Juan José Sanz

Sequías persistentes - Juan José Sanz

02:38

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1664350776438/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Toledo

Toledo. Castilla La Macha tiene un clima continental con temperaturas extremas en invierno y verano, y lluvias repartidas en dos periodos de tiempo muy concretos: la primavera y el otoño. Este año hemos tenido una primavera relativamente seca y no ha llovido en condiciones desde el mes de abril. Esto hace que sigamos bajo una sequía persistente. Si no llueve este otoño, tenemos un grave problema con el agua.

Debido al cambio climático, al aumentar la temperatura de la atmósfera, cada vez hay más agua disponible por evapotranspiración que da lugar a lluvias cada vez más torrenciales. Las mejores lluvias son aquellas que son finas y constantes pues se aprovechan mejor en la naturaleza. Además, la falta de nieblas invernales reduce lo que se llama “lluvia horizontal” que es muy beneficiosa para la agricultura.

Recientemente se ha publicado un estudio científico que demuestra que la intensidad del anticiclón de las Azores ha ido en aumento desde la revolución industrial. Es decir, desde 1850 este anticiclón es cada vez más intenso y su resultado son inviernos cálidos y secos con sequías persistentes, sobre todo en la península Ibérica.

Este año esto se agrava con el mal uso que hicieron las empresas energéticas del agua embalsada, los regadíos incontrolados o los pozos ilegales. Esto ha provocado que actualmente Castilla La Mancha tenga los embalses a un 31 % de capacidad, muy por debajo de la media de los últimos 10 años. El 30 de septiembre se cierra el año hidrológico y recientemente la AEMET lo ha declarado como el segundo año más seco en España en los últimos 60 años.

El impacto de la sequía persistente ya se puede observar en distintas partes del continente europeo. Este verano se ha prohibido el baño en los grandes ríos por un bajo caudal. Las ciudades que se construyeron sobre zonas húmedas, como es el caso de Ámsterdam o Venecia han visto como los cimientos de algunos edificios se han visto dañados por la bajada del nivel del agua. En Galicia se ha reducido la producción de leche un 20 % y esto hace que se tenga que importar leche incrementando su precio en el mercado. En Castilla La Mancha la falta de agua ha disminuido un 16 % la cosecha de uva. Se pueden dar más ejemplos, pero el impacto es ya reconocible en el sector de la agricultura, ganadería y de la caza en nuestra región.

¿Existe alguna solución? La clave está en usar correctamente las tres R: Reducir, Reutilizar y Reciclar. Es el momento de actuar y tomar medidas urgentes que mejoren la gestión adaptativa de un recurso cada vez más escaso, el agua.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad