Actualidad

Ganaderos que empiezan a sacrificar reses: "No llegamos con los gastos que tenemos"

Según ASAJA, sólo en la provincia de Toledo se han sacrificado en los últimos meses un 30 por ciento de las cabezas de vacuno. La sequía y la subida de los insumos lleva a algunos de ellos a adoptar esta decisión para rebajar los costes de mantenimiento

Explotación de ganado vacuno. / JUNTA EUROPA PRESS

Toledo

La subida de los piensos, la luz o los carburantes, pero también la sequía, está reduciendo la cabaña ganadera en la región. Muchos ganaderos de ovino y vacuno están sacrificando parte de sus reses para rebajar los costes de mantenimiento de sus explotaciones. Vicente Fernández, ganadero de vacuno en Ciudad Real, ha reducido en un diez por ciento su cabaña ganadera para poder hacer frente a la subida de los insumos.

”Viendo la situación cómo está, la climatología y los gastos que ocasionan los piensos, ha habido que reducir algo la cabaña porque no llegamos. Quitando alguna vaca a ver si mantenemos”, explica este ganadero que cree que la solución sólo puede venir con la bajada de los piensos o con una subida en los precios de la carne, algo que cree difícil por la situación económica. “A estos precios va a ser imposible seguir produciendo”, señala.

Según datos de ASAJA, sólo en la provincia de Toledo se han sacrificado en los últimos meses un 30 por ciento de las cabezas de vacuno, un 40 por ciento si se añaden también las de ovino. Su presidenta, Blanca Corroto, reclama un plan de choque con rebajas fiscales en los hidrocarburos, exoneraciones en los cupones de autónomos y ayudas a fondo perdido “para poder soportar estas subidas”.

Una solución que si no llega, afirma, podría provocar una escasez de alimentos en los lineales y la consiguiente subida de precios. “No lo queremos ver. Nosotros ya lo estamos denunciando. Al final esto va a repercutir en que no habrá determinados alimentos en los lineales y lo poco que haya se va disparar“, vaticina Corroto que pide no culpar de esta situación a los agricultores y ganaderos.

“Si hablamos en pesetas, los piensos están a 62 pesetas cuando hace nada se estaban pagando a 42, no hay agua y el ganadero que la encuentra tiene que desplazarse para traerla en cisternas con el precio del gasóleo como está y el ganadero al final opta por la reducción de la cabaña“, resume la presidenta de ASAJA en Toledo que reclama medidas urgentes para paliar las dificultades a las que se enfrenta el sector agrario y ganadero.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad