Política

La Romareda, el negocio a 75 años para el Real Zaragoza

El Real Zaragoza presentó alegaciones al proyecto para que resultara más rentable, lo que supone modificar el Plan General de Ordenación Urbana, que ha salido hoy adelante en comisión. Podemos y Zaragoza en Común se suman al 'no' del PSOE

Estadio de La Romareda

Estadio de La Romareda / Real Zaragoza

Zaragoza

El Gobierno de Zaragoza (PP y Ciudadanos) y Vox han aprobado hoy, miércoles, la modificación urbanística del campo de fútbol, con arreglo a la alegación que presentó el Real Zaragoza con un modelo de negocio a 75 años, al considerar que carece de viabilidad económica para el club. Esto ha provocado que Podemos y Zaragoza en Común se hayan pasado al 'no', en el que ya estaba el PSOE.

Los términos que pidió el Real Zaragoza para rentabilizar la inversión total salen adelante porque, según el gobierno, las características de este proyecto suponen una gran oportunidad durante décadas para la ciudad.

Durante la comisión, Víctor Serrano, teniente de alcalde de Urbanismo, ha señalado que "la oportunidad que tiene la ciudad, por primera vez, de que una inversión de semejante calibre se haga con financiación privada y sin que le cueste un euro al bolsillo de los zaragozanos" porque "hasta ahora los intentos de que Zaragoza tenga un nuevo campo de fútbol han fracasado, por muchas cuestiones pero todas con un denominador común: ha faltado verdadero impulso financiero".

Ahora, la modificación del Plan General de Ordenación Urbana debe someterse, con las nuevas condiciones, a información pública durante dos semanas.

Las incertidumbres de Vox

Vox ha expresado sus incertidumbres sobre el ascenso, el aumento de socios o el alquiler de todo el espacio, más allá de la economía global.

Aun así, Julio Calvo ha cerrado filas: "Por nuestra parte somos proclives, independientemente de que estas nuevas medidas y modificaciones sean aceptables o no, pero en principio, somos partidarios de ofrecer las máximas facilidades para garantizar que se pueda llevar a cabo esta inversión en la ciudad de Zaragoza, que consideramos interesante".

Un "pelotazo" para el PSOE

En la sesión, los socialistas han dado una vuelta más de tuerca en su tono, han hablado de "pelotazo", de "plan preconcebido" e, incluso, han criticado la gestión deportiva del club. Al principio han pedido retirar el expediente urbanístico e irán a la justicia a reclamar.

"Ustedes sabían desde el primer minuto que hoy iban a aceptar la alegación del Real Zaragoza", ha criticado Horacio Royo, concejal socialista. "Es de de aquella modificación blanda, pasamos a una modificación descomunal, y que supone, ni más ni menos, la pérdida de la propiedad de uno de sus mayores equipamientos y el mayor equipamiento deportivo de toda la comunidad autónoma".

Sin Ciudad del Deporte

Podemos abandona su apoyo al proyecto, porque considera que el estadio debe gestionarse con una sociedad mixta y la fórmula elegida privatizará la instalación. Fernando Rivarés ha indicado que "estamos privatizando en la práctica el estadio, renunciando a financiar con los beneficios la Ciudad del Deporte y estamos hablando de otra cosa".

"Estaba el pescado vendido"

Mientras, Zaragoza en Común retira su abstención y también se une al voto en bloque negativo de la izquierda porque sostienen que desaparecerá el control público de la instalación.

"¿Por qué no han pedido valorar la posibilidad de un menor coste de la inversión y que permita hacer un contrato de concesión de obras a 50 años? Porque no les ha dado la gana, porque estaba el pescado vendido, ya estaba vendido hace 6 meses, para que nosotros dijéramos lo que opinábamos y luego no hacer ni puñetero caso a lo que aportábamos", ha reprochado Pedro Santisteve.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad