Música

Letras comprometidas y ritmos tradiciones para combatir la despoblación: La Ronda de Boltaña celebra su 30º aniversario

Más de mil actuaciones después, el espíritu del grupo continúa invariable y siguen transmitiendo su pasión por las tierras de Sobrarbe

La Ronda de Boltaña tocando en uno de los pueblos de la zona

Huesca

La nostalgia por la tradición llevó a un grupo de amigos de Boltaña -municipio de Huesca- a idear la forma de recuperar un acto que, aunque perdido, formaba parte de la identidad del pueblo. A principios de los 90, estos jóvenes formaban parte del grupo del Palotiau de Boltaña —dance por excelencia del Pirineo Aragonés— donde estrecharon lazos y decidieron que era el momento de devolver la ronda al municipio.

Coincidiendo con las fiestas de San Pablo, un mes de enero de 1992, gracias a su desempeño, volvieron a hacer sonar la gaita más de dos décadas después por las calles de Boltaña. Acompañándola, una trompa, acordeones, guitarras, guitarricos, laúdes y bandurrias, que suponían el regreso de la ronda, y a su vez, el origen de la Ronda de Boltaña.

Más de mil actuaciones después y tras haber recorrido todos los pueblos del Pirineo Aragonés con sus instrumentos a cuestas, el grupo celebra su 30º aniversario este año 2022. Durante este tiempo, su popularidad a nivel nacional también les ha llevado a tocar en escenarios de grandes ciudades, aunque eso no ha cambiado el espíritu de la Ronda de Boltaña, como se manifiesta en alguna de sus letras: “¡Invoco tu nombre, País del Sobrarbe! ¡Arriba que hay que despertar! Invoco tu nombre, país de mis padres, país de mis hijos serás, si despierta el pueblo que escribió los Fueros y que Aragón supo crear”.

Su voluntad, desde el inicio, fue la de compartir su pasión por su tierra, el Sobrarbe, con todos aquellos enamorados de sus pueblos como ellos, pero, sobre todo, con descreídos que no confiaban en la prosperidad del medio rural y hacerles partícipes de este firme compromiso con su territorio. La fuerza de su mensaje ha logrado incluso contagiar a otros artistas como Rozalén acaban de estrenar juntos un tema musical -La Tumba de las golondrinas-, nacida de las historias de las mujeres montañesas, fronterizas, obligadas a pasar a Francia a trabajar a principio del siglo XX. El éxito del vídeo ya se está dejando notar en plataformas y los rondadores, que aseguran que ya tienen "una prima en Albacete", están encantados con esta colaboración. Además, La Tumba de las golondrinas formará parte de un álbum repleto de colaboraciones que publicarán próximamente.

Aunque lejos de sus pretensiones, el reconocimiento de la Ronda de Boltaña ha alcanzado cotas muy altas, lo que también ha permitido llevar el nombre de la localidad por todos los rincones que han visitado e incluso a ser descubierto de esta forma por los seguidores del grupo. Una labor que siempre se ha reconocido por parte de las administraciones locales y por sus vecinos.

Hace unas semanas, Rozalén y Manuel Domínguez de La Ronda de Boltaña pasaban por el programa Hoy por Hoy de Radio Huesca-Cadena SER, junto al periodista jacetano Sergio Sánchez autor del libro en el que se recoge la historia de estas golondrinas. La cantante aseguraba que ya tiene "una historia muy potente con el Pirineo aragonés". Rozalén ya estuvo en SoNNa en la anterior edición y este verano volvió al Pirineo, a Lanuza, para protagonizar uno de los conciertos grandes de Pirineos Sur. Recordaba que ella también tiene en su familia una historia cercana a estas montañas porque, su abuelo formó parte de la 43 División del Ejército Republicano, que tuvo que huir a Francia por Bielsa. Víspera de su concierto en la artista recibió el Premio Pirineos Sur que otorga la Diputación Provincial de Huesca.

A través de una inmensa alegría, remarcaba su “alegría inmensa” por ser galardonada por uno de los festivales que ella siempre había seguido y marcado como referencia. “Yo decía que quería tocar en Pirineos Sur. Era uno de mis festivales referentes antes de conoceros y mañana voy a cumplir uno de mis sueños”, aseguraba tras haber recibido la grata sorpresa de la presencia de la Ronda de Boltaña en su día. Y es que, en ese sentido, el presidente de la Diputación Provincial de Huesca incidía en los valores culturales -a través de la música- y sociales que la propia Rozalén ha mostrado desde un primer momento, siendo clara merecedora del octavo premio Pirineos Sur antes de su actuación este viernes en el mismo.

Rozalén recogiendo el premio Pirineos Sur / JAVIER BLASCO

Además de las canciones de la Ronda de Boltaña, la propia artista manifestaba que “son demasiadas las cosas que tienen para mí una carga emocional muy bestia, y qué fuerte que sean lejos de mi casa, de donde yo nací”.

En definitiva, para Rozalén, la provincia de Huesca es un territorio “muy real” que le ha dado la oportunidad de reencontrarse en una zona que en un principio podía ser desconocida e inesperada para ella, pero que finalmente se ha hecho un hueco en su corazón.

El acto concluía con la propia Rozalén cantando ‘La tumba de la golondrina’ junto a su querida Ronda de Boltaña.

Larga vida a La Ronda de Boltaña…

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad