Fútbol

Menos bola

Al final esto es cosa de futbolistas

Los jugadores siempre tienen la última palabra.

Se corta la cabeza del entrenador con relativa facilidad y a la larga todo depende de los jugadores y de un buen vestuario. No existen los ‘Magos’ del banquillo y al final si aciertas con la plantilla tienes mucho ganado.

Se está dando que los clubes apuran al límite las destituciones porque ya los entrenadores cuando firman un contrato no lo hacen por una sola temporada y se cubren las espaldas. Un despido supone un desembolso muy elevado y los clubes no están sobrados.

Hasta el momento los cambios en Primera División por malos resultados han sido tres y otro por la marcha inesperada de Unai Emery a la Premier. Ya me contarán el cambio del Elche sin Francisco ni Almirón o el del Sevilla y el Celta. Estos tres equipos están condenados a ir al mercado.

Manejo

Hoy en día hay muy buenos entrenadores con método de trabajo y sistema de primer nivel pero todo se resume en ganar partidos y de ello se encargan sus futbolistas.

Controlar el vestuario y acertar con las alineaciones es de obligado cumplimiento y todo lo demás queda en manos de los futbolistas que son los que salvan o condenan al entrenador.

Resultados

Nadie habla del entrenador cuando se gana en la medida que se comenta de él en la derrota: siempre es lo mismo en nuestro fútbol. Todo está inventado pero existe un exceso de bola al entrenador que no se corresponde con la realidad.

Gana el equipo y pierde el entrenador. Es un ley no escrita del fútbol y a la mínima mala racha se dejan ver los ‘grajos’ para firmar un contrato y prometer duros a seis pesetas.

Economía

En Almería somos dados a mover el banquillo. Alfonso García tenía la mano muy larga con los entrenadores y cuando las cuentas no le salían buscaba otro y andando. Eran otros tiempos y los contratos la mayoría de las veces eran por un año.

Ahora despedir a un técnico tiene su arte y le cuesta a los clubes un pastón porque ya nadie firma por una temporada y los proyectos son a más largo plazo. Eso salva a los entrenadores y les da un margen mayor para trabajar.

No le den más bola, esto es de los jugadores.

El entrenador está en manos de la plantilla.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad