Sociedad

El número de jóvenes que ni estudia ni trabaja es superior al de aquellos que hacen, al menos, una de las dos, según Cáritas

Cáritas anuncia que el número de madrileños menores de 25 años que ni estudian ni trabajan, es mayor al número de aquellos que sí realizan alguna actividad reconocida

Personas haciendo fila para acceder a ayuda social en las denominadas "colas del hambre" / cadena ser

Madrid

El último informe de Cáritas sobre la situación de desempleo a la que se enfrentan los jóvenes de la Comunidad de Madrid, anuncia que, a pesar de que en la región la tasa de paro joven es menor que la nacional, el conjunto de jóvenes cuya edad se encuentra entre 18 y 30 años que no estudian ni trabajan es mayor que el número de quienes sí tienen una actividad reconocida, bien de estudios o bien laboral; y la tasa de desempleo entre las personas menores de 25 años es del 33%.

Más información

Begoña Arias, subdirectora del servicio diocesano de empleo, ha asegurado que esta situación tan "cotidiana" se debe al "abandono de las jóvenes del sistema educativo", con una retirada temprana, que en muchas ocasiones no termina la ESO y a la dificultad que ello supone para insertarlos en el mercado laboral. El informe añade también que el 21% de los jóvenes menores de 29 años, se encuentran en exclusión social y el 33%, de los menores de 25 años que se encuentran en situación de búsqueda de empleo, se hallan en paro. Asimismo, Cáritas destaca el empeoramiento de las condiciones de trabajo, lo que desencadena en trabajadores que sufren una mayor precariedad y, por ende, un aumento en su nivel de pobreza. Y es que "la realidad de salarios que no están acompasados con el rimo y el crecimiento de los costes de la vida nos hace ver trabajadores cada vez más pobres", agrega Begoña Arias, que afirma también que la situación en Madrid es que hay cada vez más trabajadores "muy ocupados, pero que no rompen el círculo de la pobreza".

Editar información

Cáritas Diocesana de Madrid ha constatado que, tras la pandemia, se ha ampliado la brecha de la desigualdad, tanto en el ámbito de la exclusión social en general, como recogía el informe sobre exclusión y desarrollo social FOESSA de la Comunidad de Madrid, como específicamente en el ámbito laboral. En este sentido, la Begoña Arias afirma que "la distancia entre los que sí finalizan sus estudios y los que no se hace más grande". La inestabilidad laboral grave se ha duplicado y alcanza ya a 169.000 familias, y el paro de larga duración ha pasado en Madrid del 30 % en 2018 al 39 % de 2021 (sobre el total de las personas desempleadas).

El informe anuncia también que ser joven, mujer o inmigrante es un factor de exclusión social... porque los trabajos que encuentran.... son bajo condiciones precarias y poco remunerados. La inestabilidad laboral grave se ha duplicado y alcanza ya a 169.000 familias, y el paro de larga duración ha pasado en Madrid del 30 % en 2018 al 39 % de 2021 (sobre el total de las personas desempleadas).

Campus Cáritas Madrid

Para disminuir el desempleo juvenil y favorecer la inclusión social, Cáritas ha creado el proyecto Campus Cáritas Madrid, desde el cual se están imparten, entre otros, cursos de electricidad, mundo digital, instalación de fibra óptica o mantenimiento de edificios sostenibles. "Todas estas actividades se basan en un nuevo enfoque metodológico", informa Cáritas, donde los más jóvenes pueden "innovar y romper la identificación con la escuela y sus métodos tradicionales". De esta manera, añaden, es la forma de vincular "el conocimiento de la vida de las y los jóvenes con los procesos de aprendizaje". “Se trata de ofrecer un desarrollo integral, adaptado a cada joven, para forjar una meta que genere cambio en sus vidas y les permita crecer como persona, trabajador y ciudadano” señala Fernando Arias, director del Campus Cáritas Madrid.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad