SER SaludableSER Saludable
Salud y bienestar

Fármacos y ejercicio "quemagrasa". ¿Qué funciona realmente?

Hablamos con el endocrino, Carlos Sánchez, la nutricionista Jéssica Ruiz y el entrenador Guillermo Alvarado sobre los métodos y medicamentos existentes para perder grasa

SER Saludable - Capítulo 155: Fármacos y ejercicio "quemagrasa". ¿Qué funciona realmente?

SER Saludable - Capítulo 155: Fármacos y ejercicio "quemagrasa". ¿Qué funciona realmente?

SER Saludable - Capítulo 155: Fármacos y ejercicio "quemagrasa". ¿Qué funciona realmente?

44:36

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1648569208949/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

València

La pérdida de grasa localizada y la disminución del peso corporal son las promesas que se esconden bajo productos, fotos de antes y después, ejercicios e incluso medicamentos y que proliferan con la llegada de la primavera.

Falsas expectativas, redes sociales, prototipos “ideales” de un cuerpo y cambios físicos son solo la punta del iceberg bajo la que se camuflan métodos con nombre propio y el uso y abuso de fármacos, que mal prescritos o tomados por nuestra cuenta, aunque no lo parezca, pueden ser peligrosos. “Solo hay dos medicamentos en Europa aprobados para el tratamiento de la obesidad: Orlistat y Liraglutide. Ambos han pasado el control de la EMA (European Medicines Agency) y de la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos). Actualmente, estos medicamentos no están financiados por la sanidad pública, un tratamiento puede costar 270 euros al mes”, afirma Carlos Sánchez, jefe de Endocrinología y Nutrición del Hospital General de València.

Prescripción

“Los nutricionistas queremos que los pacientes aprendan a comer”, señala, Jéssica Ruíz, nutricionista. “Usamos estos medicamentos para que nos ayuden a perder peso y podamos durante el tratamiento generar cambios de conducta”, añade.

Según el doctor Sánchez, “estos medicamentos se suelen prescribir a pacientes con altos grados de obesidad y con comorbilidades asociadas. Siempre van acompañados de un cambio de estilo de vida que incluye alimentación y también actividad física”.

Laxantes y diuréticos

El uso de píldoras para adelgazar o laxantes para perder peso puede ser peligroso y puede ser una señal de advertencia que justifique asesoramiento y evaluación de la presencia o el riesgo de desarrollar un trastorno alimentario, tal y como admite la investigación Diet Pill and Laxative Use for Weight Control and Subsequent Incident Eating Disorder in US Young Women: 2001-2016. “Deben ser prescritos por un médico. Hay que dejar claro que no diluyen la grasa. Pueden ser peligrosos porque, entre otras sustancias del organismo, perdemos electrolitos y pueden producir una bajada de la tensión arterial”, puntualiza el doctor Sánchez.

Ejercicio

La pregunta es: ¿Se puede perder grasa localizada haciendo más ejercicios de una zona concreta? Muchos creen que haciendo más abdominales acabarán con la grasa acumulada en esa zona. “Los hombres tienden a generar grasa en el abdomen y las mujeres en la zona glúteo femoral”, puntualiza el doctor Sánchez.

“La pérdida de grasa localizada a través del ejercicio de músculos cercanos es fisiológicamente imposible. Los ácidos grasos que se liberan en la sangre, por muy próximos que estén, tienen que pasar por riñones, hígado, corazón, pulmones, otra vez corazón, y luego, solo luego, podrán ser utilizados por los músculos. Por esta razón, nunca habrá una mayor relación entre la grasa que pueda utilizar el músculo para contraerse y la parte del cuerpo de donde esta proceda”, explica Guillermo Alvarado, director de PERFORMA y autor del libro Entrena bien, vive mejor.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad