La VentanaLa Ventana a las 16h
Sociedad

"Me sentía culpable de su muerte porque yo lo contagié": los huérfanos que ha dejado la pandemia

Ana, Esther y Yolanda perdieron a su padre por la COVID-19. La pérdida es la misma, pero muy distinta su gestión del duelo. Unos necesitan saber, otros no quieren tanta información. Pero todos han tenido en común las despedidas sin abrazos y mucho dolor

"Me sentía culpable de su muerte porque yo lo contagie": los huérfanos que ha dejado la pandemia

"Me sentía culpable de su muerte porque yo lo contagie": los huérfanos que ha dejado la pandemia

07:22

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1648482949000/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Madrid

No hay una cifra exacta, pero se cuentan por miles las personas que han perdido a sus padres en pandemia. Y a lo duro de la pérdida hay que añadir el dolor de un duelo en los tiempos de la COVID-19.

Ana perdió a su padre en la primera ola de la pandemia, un 30 de marzo de 2020. La familia no se pudo unir. Cada uno confinado, cada uno en su burbuja. Una pantalla es lo único que unió a las dos hermanas. "Nos conectamos por WhatsApp a la hora de la incineración para vivirlo juntas. Nos mandamos una foto de él. El caso es que ahí quedan unos huecos, unos agujeros de no saber absolutamente nada. Lo único que nos dijeron es que no había sufrido", nos cuenta Ana, que junto a su hermana Cristina, solo querían "saber", para empezar su duelo.

Y rellenar ese hueco empezaba por rellenar un folio por la vía oficial. Pidieron el informe en Atención al Paciente de su hospital. Y el impacto al leerlo fue "brutal, pero aunque suene extraño nos alivió sobre todo saber que en todo momento mi padre había estado tranquilo y colaborador", contínua Ana, que explica que lo cuenta por si a alguien le puede ayudar en parte el duelo.

Cuando "no alivia" la información

"Yo en el lugar en el que estuvo mi padre no quiero saber nada. Creo que hicieron todo lo posible porque no sufriera, porque estuviera atendido", nos cuenta Esther. Su hermana vió a su padre, pudo llegar a Huelva, pero no les gusta hablar de eso: "Yo no necesito saber si tenía puesta una máscara, si tenía una vía, no necesito saber nada de eso, no lo quiero saber. Es más en mi familia no hemos hablado de esa situación, porque creo que cada uno se queda con un recuerdo diferente y cada uno lleva su dolor de una manera muy distinta". Si comparten todos el dolor de un entierro sin abrazos. "Era una desolación terrible. Durante mucho tiempo tuve la sensación de abandono y clandestinidad. Me resultó muy doloroso no despedir a mi padre , como él merecía", explica.

La carga de la culpabilidad

Yolanda es técnico en cuidados auxiliares de enfermería en el hospital Gregorio Marañón de Madrid. "Cogí la COVID-19 y se lo contagié a mi familia , entre ellos a mis padres. Yo era una de sus cuidadoras. Por desgracia mi padre falleció y mi duelo fue fatal. Yo me sentia la culpable y sentía que lo habia matado", explica Yolanda que además se siente culpable por no haberlos atendido, ella que atendió y cuidó a tanta gente que pasó por el hospital y no pudo hacerlo con sus seres queridos.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad