A vivir Las noticias de Madrid
Sociedad

"Hemos pasado de usar la palabra 'caro' a 'lo merece'": así es la industria de la moda en Madrid

La industria de la moda se inclina hacia una forma de creación y producción más sostenible, justa y duradera

"Hemos pasado de usar la palabra 'caro' a "lo merece": así es la industria de la moda en Madrid

"Hemos pasado de usar la palabra 'caro' a "lo merece": así es la industria de la moda en Madrid

01:56

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/1646933492945/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Madrid

Lejos del espectáculo que ofrece la semana de la moda en Madrid, lejos del bullicio, los focos y la extravagancia que rodea a los diseños de la temporada Otoño Invierno 2022, lejos de todo aquello se estructura la verdadera industria en Madrid, compuesta, por un lado, por la fast fashion y, por otro, por una tendencia hacia la proliferación de pequeñas marcas de mayor calidad y por las que cada vez los madrileños apuestan más.

Es la otra cara de la Fashion Week, la que resalta por sus talleres más discretos, que lejos del show, luchan también por un comercio justo, ecológico, de calidad y duradero. Uno de los espacios que hacen posible este cambio son los atelieres, espacios en los que el diseñador vende sus propias creaciones y favorecen un trato más personalizado y prendas de mayor calidad. En Madrid proliferan cada vez más este tipo de comercios, a través de los cuales se realizan las ventas día a día. Junto a la Plaza del Cascorro, entre viviendas y otros espacios se encuentra uno de estos atelieres, que son ambos comercio y taller. En la tienda a pie de calle se encuentra el diseñador, Mario Cruz, un joven almeriense que, para hacerse un hueco en el mundo de la moda, decidió venir a Madrid, porque "si quieres pertenecer a este mundo, tienes que venir aquí". En el edificio de enfrente tiene un pequeño taller, en el que trabajan Diana y Carmen, dos alumnas de diseño de moda que ayudan a Mario para aprender sobre el oficio.

La moda son los talleres, las ventas, las tiendas a pie de calle a las que los ciudadanos entran cada día para comprar, sin diferenciar la Gran Vía de un pequeño atelier en el rincón más inesperado de La Latina. "La industria de Madrid es esto", afirma el diseñador al mismo tiempo que señala su taller, "las marcas que vendemos para la gente día a día". Ellos son la economía que ingresa el dinero en Madrid y España, las compras que se mueven "constante y sonantemente".

Por una moda más sostenible

Las pasarelas ya relatan una realidad cada vez más cierta: desde hace dos años que ya parece marcarse el comienzo de una sostenibilidad cada vez más palpable en en la moda, no sólo a la hora de confeccionar, sino en todo lo que la rodea. Las alumnas que realizan sus prácticas de diseño junto a Mario Cruz, porque aún cursan sus estudios de diseño de moda, tienen clara la perspectiva de futuro que se les enseña en las aulas: "Especialmente en Madrid nos estamos acercando a marcas más artesanales" anuncia Diana. "La gente empieza a comprar más las prendas duraderas y de calidad", añade Carmen.

Carmen y Diana, estudiantes de diseño de moda trabajan en el atelier de Mario Cruz

Poco a poco la industria comienza a moverse hacia unas formas de trabajo más sostenibles "Ya se deja de usar la palabra 'caro' para usar la frase 'lo merece'", puntúa Mario. Ya no es tan caro porque uno se empieza a dar cuenta de que todo tiene un valor, y que producir en Madrid o en España cuesta a un precio más alto que en lugares deslocalizados.

Madrid puede aprovechar que es uno de los dos epicentros de la moda en España para acogerse al nuevo panorama que poco a poco se crea su gran hueco en la sociedad. Los madrileños (y no sólo los madrileños) han comenzado a poner en valor la confección de la moda y todos sus pasos previos: diseño, patronaje, de que la moda debe tener un cierto valor. "Cuando vienen a mi tienda me preguntan cómo está fabricado, qué principios tenemos, cómo trabajamos, etcétera", añade el diseñador. Aunque la moda rápida continúe funcionando (y lo vaya a seguir haciendo), la tendencia de la moda artesanal ha llegado para quedarse.

Aún así, todavía queda mucho por hacer (porque las tiendas lowcost continúan siendo las que imperan en nuestra sociedad), de hecho, las propias estudiantes de diseño de moda están convencidas de que lo más probable es que después de obtener el título su primera nómina llegue de la mano de una de estas marcas (porque son las que más empleo demandan).

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad