La VentanaLa opinión de Carles Francino
Opinión

Derecho a protestar

"Al menos hoy celebremos haber confirmado que David, a veces, aunque sean pocas, puede ganar a Goliat. Y que soportar la injusticia, o el desprecio, o el maltrato, que cada uno elija lo que prefiera, también tiene un límite. Porque, lleva razón el doctor, el que ha impulsado la recogida de firmas: se puede ser mayor, pero eso no implica ser idiota", la opinión de Carles Francino

Derecho a protestar

Derecho a protestar

Madrid

¿Quién dijo que la fe no mueve montañas? ¿Y quién sería capaz, en un día como hoy, de negar la utilidad de las protestas? Sobre todo cuando el motivo de esas protestas admite poca discusión, como es el caso. Hace apenas un mes, un médico jubilado inició una recogida de firmas para reclamar que los bancos tengan un poquito más de consideración con la gente mayor; lo contamos aquí en La Ventana, incluso emitimos un reportaje con algunas historias que daban vergüenza. Porque suponen la condena de muchas personas con poca destreza digital, la condena a pasarlas canutas para realizar gestiones que hasta hace bien poco podían resolver hablando cara a cara con otra persona, con un empleado. ¿Qué ha pasado? Que en diez años el sector de la banca en España ha eliminado más de 100.000 empleos, ha cerrado más de 20.000 sucursales y todo se ha complicado: para los usuarios, y también para los trabajadores, por cierto, que se ven sometidos a una presión en ocasiones insoportable.

Hoy vamos a escuchar la voz de esos trabajadores, pero yo creo que lo que toca de entrada es saludar el éxito de esa pequeña -o no tan pequeña- revuelta cívica que ha conseguido, por un lado ponerle las pilas al gobierno, y por otro que hoy mismo la patronal bancaria disponga ya de un plan de contingencia para resolver el problema. O para minimizarlo. Yo no sé dentro de un mes, seis meses, un año… No sé cómo habrá mejorado -si es que de verdad mejora- la situación, pero al menos hoy celebremos haber confirmado que David, a veces, aunque sean pocas, puede ganar a Goliat. Y que soportar la injusticia, o el desprecio, o el maltrato, que cada uno elija lo que prefiera, también tiene un límite. Porque, lleva razón el doctor, el que ha impulsado la recogida de firmas: se puede ser mayor, pero eso no implica ser idiota.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad